Home / 9 Provincias / Segovia incorpora su biblioteca provincial con 13.000 títulos a la Red de Castilla y León

Segovia incorpora su biblioteca provincial con 13.000 títulos a la Red de Castilla y León

Con más de 13.000 títulos diferentes y cerca de 15.000 volúmenes, la biblioteca de la Diputación de Segovia, que acaba de incorporarse al Sistema de Bibliotecas de Castilla y León, pasa por ser una de las joyas culturales de la provincia y una de las grandes desconocidas. Con unos 125 años de vida, reúne en su magnífica librería de estilo ojival, ejemplares únicos, algunos de los cuales se remontan al siglo XV como dos incunables de materia jurídica, impresos en Milán (1479) y Padua (1478).

La Biblioteca está ubicada en la planta baja del Palacio Provincial, el palacio de Ucieda-Peralta, de construcción renacentista y enmarcado cronológicamente a fines del siglo XVI. De sillería de granito en su fachada principal y con revoco de esgrafiado en el resto, se trata de un bello ejemplo de la arquitectura palaciega de este periodo.

La biblioteca, que el periodista Benigno Santiño calificó de “íntima como cámara de humanista”, tiene sus orígenes en 1888, cuando los herederos del ilustre abogado segoviano Juan Luis Rivas Orozco ofrecen a la Diputación la rica biblioteca que poseía, constituida por 1.052 volúmenes de materias variadas de derecho, literatura e historia, principalmente. La Corporación Provincial de entonces, tras discutir el asunto en sesión plenaria acuerda la adquisición de parte de la colección que les era ofrecida, abonando por tal concepto la cantidad de 1.975 pesetas. Tras la compra de la biblioteca los volúmenes se encontraban sin ubicación determinada, había que encontrar el lugar indicado para que estuvieran reunidos con el fin de “ayudar a los estudiosos de diversas ciencias faltos de recursos”.

Este hecho determinó que en el presupuesto provincial de 1889 se consignara la cantidad de ocho mil pesetas para las obras de construcción de una biblioteca en el Palacio Provincial, comparándose el servicio que podría prestar con la conservación de carreteras, “asuntos ambos no valadíes (sic), ni capaces de aplazamiento”. Un año más tarde la Comisión de Fomento gestiona la adquisición de la biblioteca referente a la provincia de Segovia propiedad del deán de la catedral, Tomás Baeza González. Pero la compra no llegó a realizarse y pasó a formar parte de los fondos del archivo catedralicio, donde se custodia en la actualidad.

Además de los fondos, de la biblioteca de la Diputación hay que destacar su magnífica librería, de estilo ojival, al gusto de la época, realizada en hierro fundido, con un peso que sobrepasa las doce toneladas. Sus estanterías recubren todas las paredes de la sala y se dividen en dos cuerpos: el superior lo está en cuarenta compartimentos rematados con arcos apuntados, mientras que el inferior lo está en treinta y seis puertas macizas decoradas imitando rosetas. El proyecto de instalación, firmado por el Arquitecto Provincial, Antonio Bermejo y Arteaga, fue adjudicado a Juan Laguna quien realizó la obra por la cantidad de 9.853 pesetas, obras que finalizaron en 1890. Con ella sintoniza una sillería de madera, también de estilo ojival.

Muy similar en su factura es la sala de lectura de la biblioteca del Senado, que data de 1882-1883, cuya estantería de hierro fue realizada en los talleres de Bernardo Asins y bajo planos que trazó el arquitecto Emilio Rodríguez Ayuso. También en ella se empleó exclusivamente el hierro, material considerado más a propósito para la evitación de incendios. La diferencia con la segoviana es que consta de dos pisos, puestos en comunicación entre sí por medio de dos escaleras de hélice.

Con el fin de regular su funcionamiento interno y dotarla de una buena organización en 1896 se aprueba un reglamento interno que afectaba a lo siguiente: formación de un catálogo o índice general de todas las obras que forman la biblioteca; impedir el préstamo de libros sin el consiguiente recibo; y recordar mensualmente a las distintas dependencias la devolución de las obras una vez utilizadas.

Respecto a los fondos, no hay un registro que indique las obras procedentes de la biblioteca de Rivas Orozco, aunque algunas obras indican su pertenencia al ilustre abogado, y las que se fueron adquiriendo con posterioridad, que incrementaron la colección a lo largo de los años. Sí se conservan, sin embargo, dos catálogos impresos de las obras que existían en la biblioteca en 1912 y 1913, formados por el archivero bibliotecario de entonces, Leandro Orduña (Segovia, Imprenta Provincial, 1912 y 1913), divididos en nueve secciones: 1ª Filología y Literatura; 2ª Filosofía; 3ª Religión; 4ª Derecho; 5º Legislación y Jurisprudencia; 6ª Historia y Geografía; 7ª Ciencias; 8ª Agricultura; 9ª Miscelánea.

Desde el momento de creación de la biblioteca la corporación provincial sintió la necesidad de adquirir las publicaciones relacionadas con Segovia, su gente y su tierra. Desgraciadamente no se conservan todos los libros que las actas confirman haberse adquirido, causas diversas y fortuitas habrían motivado su pérdida. Como podrá entenderse, por la naturaleza, origen e historia de esta pequeña biblioteca, sus fondos son fundamentalmente impresos, contando además con una discreta colección de grabados y mapas desde el siglo XVIII.

Aquí comparten espacio `Las siete partidas del sabio rey Alonso el nono´, glosadas por el licenciado Gregorio López (Salamanca, 1576), la `Historia de Segovia´, de Diego de Colmenares (Segovia, 1637), las `Constituciones Synodales del Obispado de Segovia´ (1649), los `Autos sacramentales´, de Calderón de la Barca (Madrid, 1717), las `Cartas de Santa Teresa de Jesús´ (Madrid, 1752), la Colección Legislativa de España (desde 1817) o dos incunables de materia jurídica, impresos en Milán (1479) y Padua (1478).

En cuanto a la persona encargada del funcionamiento de la biblioteca tal misión la tuvo encomendada en un principio un diputado provincial, el diputado bibliotecario, y el primero en ocupar dicho cargo fue Valentín Sánchez de Toledo por “reunir la cualidad de residir en esta capital”. A partir de entonces la plaza de archivero-bibliotecario es ocupada por personal funcionario. Las personas que se sucedieron en el puesto fueron: Leandro de Orduña Odriozola (1873-1922), Cecilio Casas Fernández (1932-1953), María Concepción Carretero Alcón (1953-1957 y 1986-1991), Luis Felipe de Peñalosa y Contreras (1953-1985), y Pompeyo Martín Pérez (2000-2011)

En la actualidad, los fondos de la biblioteca fundacional se encuentran ubicados en la estantería neogótica. El resto de la colección se sitúa en los depósitos. Conforman la colección más de trece mil títulos diferentes y unos 15.000 ejemplares, destacando las obras de tema local, así como las de autores segovianos, fondo que tiene especial relevancia entre las bibliotecas de la provincia. Por último, cabría añadir que en la Biblioteca se custodian las Actas de las Sesiones del Pleno y de la Junta de Gobierno desde los comienzos de la historia de esta institución, allá por 1821.

Por Orden 1014/2013 de 25 de noviembre (BOCYL de 13 de diciembre de 2013) la Biblioteca de la Diputación de Segovia se incorpora al Sistema de Bibliotecas de Castilla y León, en el marco del Sistema Provincial de Segovia. A partir de este momento, los fondos se incorporarán al catalogo colectivo de las Bibliotecas de Castilla y León, aunque el acceso a los mismos sea restringido. En la actualidad sólo son accesibles on line aquellos fondos anteriores a 1901 que fueron incorporados al Catálogo Colectivo del Patrimonio Bibliográfico hace unos años.

Información práctica sobre la biblioteca

Titularidad: Biblioteca de carácter institucional perteneciente a la Diputación de Segovia
Dirección: Calle San Agustín 23, CP 40001, Segovia.
Horario de apertura: lunes a viernes, de 9 a 14 horas. Petición previa de consulta de fondos.
Contacto: svilches@dipsegovia.es. Tfno.: 921 113 329
Espacios: la sala de lectura ocupa una superficie de 54 metros cuadrados, que se complementa con estanterías compactas en los depósitos.
Servicios: Al ser una biblioteca institucional el acceso es restringido. Pueden consultarse los fondos en la sala de lectura, pero carece de servicio de préstamo, de acceso a Internet para usuarios y servicio de reproducción de fondos.
Personal: La biblioteca cuenta con una Bibliotecaria, con titulación superior, además de un Técnico de Archivo y Biblioteca de apoyo, con titulación superior.

Te puede interesar

manualidades, segovia, diputación segovia,

Las Aulas de Manualidades de Segovia abren el plazo de inscripción hasta el 5 de septiembre

El programa de las Aulas de Manualidades de la Diputación de Segovia abre mañana un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann