Home / 9 Provincias / El 20 por ciento de mayores con demencia está en riesgo de sufrir maltrato

El 20 por ciento de mayores con demencia está en riesgo de sufrir maltrato

La Universidad de Salamanca ha presentado el estudio realizado por  Miguel Ángel Tola-Arribas, Israel Contador Castilla, Francisco Ramos Campos y Jesús Rivera Navarro sobre ‘Detección de violencia familiar ejercida en el anciano con demencia’. Un proyecto desarrollado en colaboración con el Centro de Referencia Estatal Alzheimer Salamanca, y la Federación de Asociaciones de Familiares de Enfermos de Alzheimer (Afacayle). El objetivo ha sido determinar la prevalencia del maltrato al anciano con demencia en Salamanca y validar una escala de detección o «screening» del maltrato en el anciano con demencia

Durante la presentación se mostraron y explicaron los resultados de un estudio cuantitativo (a través de encuesta) y cualitativo (a través de grupos de discusión) en diferentes ciudades y pueblos de Castilla-León (Zamora, Valladolid, Burgos, Aranda del Duero, comarca de Amerindades, Arevalo, Segovia, León, Soria y Salamanca) sobre esta materia, que resultan alarmantes si se tiene en cuenta que se ha realizado con personas vinculadas a colectivos de familiares con demencia.

IMG_2130

Según el director de este estudio, Jesús Rivas, las primeras conclusiones que se han podido sacar es “que la primera aproximación es que el maltrato familiar en el anciano con demencia alcanza una cifra de un 20 por ciento”. Además, según Rivas, “este tipo de maltrato no tiene las mismas características que el maltrato de otros colectivos, como el de género”, por eso es preciso y necesario poseer la suficiente información y estrategias adecuadas que lo puedan mitigar ante la falta de conocer los síntomas concretos. “Los factores de riesgo son la sobrecarga y la ansiedad en el cuidador y las malas relaciones personales previas entre el cuidador y la persona con demencia. Así como los roles de género y los sentimientos de culpabilidad al querer cuidar a la persona todo el rato, que genera sobrecarga y estrés”, concluye Rivas.

En este contexto, el proyecto se ha realizado a partir de entrevistas con 326 cuidadores informales procedentes de asociaciones de familiares de enfermos de alzheimer de varios puntos de Castilla y León, de consultas de Neurología de hospitales de Burgos y Valladolid y del CRE Alzheimer de Salamanca.

La investigación, desarrollada en los últimos tres años y que ha incluido aspectos cuantitativos y cualitativos, ha puesto de manifiesto que las situaciones de violencia en este tipo de enfermos dependientes “tienen que ver más con el maltrato económico, psicológico o por negligencia”, y que sólo en un 5 por ciento de los casos las agresiones son de tipo físico.

Jesús Rivera señala que el trabajo ha permitido determinar cuáles son los factores de riesgo más importantes que se esconden detrás de la violencia que pueden sufrir los ancianos con demencia, algunos ya descritos en la literatura científica y otros de nueva observación. Entre ellos destacan “las relaciones previas que existían entre el cuidador y el enfermo; el apoyo social y la resilencia del cuidador, es decir, su capacidad de responder positivamente a situaciones estresantes, y el nivel de ansiedad y sobrecarga que presenta”. En relación a este último punto, el autor subraya otra de las conclusiones extraídas del análisis cualitativo de las entrevistas, “la existencia de roles de género en el cuidador -fundamentalmente mujer- y la presencia de sentimientos de culpabilidad por tomarse un respiro”, percepción que le impide hacerlo y que, por lo tanto, incrementa su estrés y sobrecarga.

Por otro lado, y aunque no se ha recogido formalmente en los resultados de la investigación “porque no se puede establecer una causalidad”, el profesor Rivera Navarro reconoce cierta influencia de la crisis y los recortes que ha sufrido la ley de dependencia. “Es un tema que aparece en los discursos y que los cuidadores comentan claramente. Hablan explícitamente de lo que les ha supuesto que las ayudas pasen de tres cifras a dos, de 400 o 500 euros a 40 o 50, aunque muchas de las personas que hemos entrevistado están vinculadas a asociaciones de afectados, donde encuentran un colchón de apoyo importante”, indica el investigador.

El trabajo realizado aporta una amplia información para el diseño de las políticas sociosanitarias, se prolongará un año más “sin fondos” para profundizar en la evaluación cualitativa de los resultados y publicar varios artículos en revistas especializadas.

http://www.youtube.com/watch?v=bg2GHHmSoiM

Te puede interesar

mayores, maltrato, maltrato mayores, abuso, abuso mayores, imserso,

Jornadas contra el abuso y el maltrato de las personas mayores

La Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA) organiza una serie de Jornadas  que ha …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann