Home / 9 Provincias / La OMIC de Burgos: 30 años de vida y más de medio millón de personas atendidas
frutería - consumidor - fruta - tienda - compras

La OMIC de Burgos: 30 años de vida y más de medio millón de personas atendidas

En los tres lustros de funcionamiento, la OMIC ha prestado servicio a más de medio millón de ciudadanos, concretamente a 532.782, de los cuales, 311.968 recibieron asesoramiento e información a sus consultas,  41.944 formularon reclamación ante la misma y la OMIC medio en su resolución,  y 178.870 escolares de la mayoría de los colegios locales recibieron formación básica sobre sus derechos como consumidores.

Igualmente, en este tiempo ha sido muy destacada y significativa la constante presencia de la OMIC en todo tipo de medios y actividades de difusión y divulgación,

Por un lado, la OMIC ha sido la única voz que durante treinta años consecutivos y con carácter semanal, ha divulgado en Burgos los derechos de los consumidores, manteniendo en antena, en horario local de máxima audiencia, un espacio radiofónico llamado “el consumo en Burgos” destinado a hablar y difundir los derechos de los consumidores, su emisión número 1. 200 se ha emitido recientemente, siendo sin género de duda el espacio más longevo de cuantos emiten las distintas emisoras de radio local.

En este mismo sentido se ha intervenido y mantenido colaboraciones con la mayor parte de los medios de comunicación local, con algunos de los cuales  llegó a mantenerse colaboraciones de emisión diaria, o inserciones semanales en prensa, habiéndose contabilizado más de 1.850 intervenciones en prensa, radio y televisión, así como con la revista municipal que edita el propio Ayuntamiento.

Por otro lado, decenas de campañas de carácter anual se han programado en medios de comunicación y mobiliario urbano,  destinadas a difundir y sensibilizar a la sociedad y al tejido productivo local sobre los derechos de los consumidores, los servicios de consumo, el arbitraje y los sistemas voluntarios de resolución de conflictos.

sede-omic

En otro orden de cosas se ha desplegado y mantenido en el tiempo una importante actividad editora en materia de publicaciones, con más de 200.000 folletos y manuales editados, sobre los derechos del consumidor en los sectores más representativos, con 26 publicaciones, muchas de ellas, reeditadas en sucesivas ocasiones por la demanda ciudadana. Igualmente se ha editado durante décadas una guía anual de consumo, que en soporte calendario de mesa, llegó a convertirse en algo familiar para muchos burgaleses y ciudadanos que lo solicitaban desde otras provincias, como guía de consulta sobre los derechos y obligaciones de los consumidores y usuarios en cada uno de los bienes y servicios de mayor demanda.

El numeroso despliegue de actividades de difusión y sensibilización realizado desde la OMIC ha contribuido indudablemente a la trasformación de la sociedad burgalesa, actualmente más informada y sensible que otras de nuestro entorno más próximo y sobretodo mucho más exigente respecto del cumplimiento de sus derechos. Lo mismo se puede decir de nuestro tejido empresarial y profesional, mucho más conocedor y respetuoso de los derechos del consumidor que en otras capitales españolas, buena prueba de ello, es el elevado número de empresarios y profesionales que a diferencia de otras localidades, en Burgos voluntariamente aceptan el arbitraje de consumo.

Sobre éste último aspecto, hay que destacar a la OMIC como responsable y promotora de la creación el 12 de diciembre de 1994 de la Junta Arbitral Municipal de Consumo,  y en buena parte del éxito de la misma. En su creación intervino directamente, sensibilizando e implicando en ello a todos los agentes sociales, tanto a los representantes de los consumidores como a las Federaciones de Empresarios y Cámara de Comercio.  Participó igualmente en su puesta en funcionamiento en noviembre de 1996, con la adhesión al arbitraje de la totalidad de las empresas públicas municipales y posteriormente en las sucesivas campañas de sensibilización y los programas anuales de captación y adhesión al arbitraje de empresarios y profesionales, han dado como resultado el que Burgos cuente con 3. 233 adhesiones y sea por ello una de las Capitales Españolas con mayor grado de adhesión al arbitraje.

La vinculación empresarial al arbitraje y la notable concienciación social de la ciudadanía, han contribuido a las altas tasas de demanda y utilización ciudadana que actualmente presenta la Junta Arbitral de Consumo, de las mayores de España, al tiempo que goza de un prestigioso reconocimiento social, por la imparcialidad y profesionalidad de sus actuaciones, así como por la   rapidez en sus resoluciones, cuatro veces menor que el plazo legal establecido. Todo lo anterior se refleja, año tras año, en la memoria editada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad,  en la que se sitúa entre las tres Juntas Arbitrales del Estado de mayor volumen de asuntos despacha y resoluciones dicta. Por ello, igualmente es una de las que más subvención recibe del Estado, al ser a éste al que corresponde la competencia arbitral y que en su día delegó a los Ayuntamientos capitales de provincia, mediante la firma del correspondiente convenio.

La excelencia en la prestación del servicio se basa en muchos parámetros, si bien uno de los principales es el grado de satisfacción de sus destinatarios.  A este respecto, la OMIC se auto evalúa anualmente mediante la encuesta de opinión que realizada entre sus propios usuarios, lo que permite conocer el grado de satisfacción de éstos sobre los servicios que reciben.  La alta valoración que año a año los ciudadanos otorgan a los servicios que de la OMIC reciben, y el grado de confianza que la misma genera entre el tejido productivo, son sin duda motivos de enorme satisfacción y que merecen un reconocimiento hacia las personas que los han hecho posible. Por un lado los profesionales que con su preparación y afán de superación lo hacen posible cada día y por otro la voluntad política de los responsables municipales que durante 30 años han impulsado políticas dirigidas a la prestación de un servicio social de calidad dirigido a los ciudadanos de Burgos.

Finalmente, es de justicia reconocer el apoyo económico y colaboración recibida durante este largo período de la Junta de Castilla y León, a través de la Dirección General de Comercio y Consumo y a nivel local de los Servicios Territoriales de Inspección de Consumo, a los que se agradece especialmente su colaboración y apoyo técnico. Igualmente cabe señalar al Instituto Nacional del Consumo, por la colaboración económica que en materia de arbitraje ha prestado a este servicio y especialmente a la Junta Arbitral.

Te puede interesar

seguridad vial, burgos, ayuntamiento burgos, rio vena, centro cívico, río vena, maría zambrano, aulas maría zambrano, educación vial, rio vena, seguridad vial, burgos, ayuntamiento burgos,

Los burgaleses mayores como educadores viales

Los voluntarios del Proyecto de Formación de Voluntarios Mayores como Educadores Viales de las Aulas de Personas Mayores …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann