Home / 9 Provincias / Un viaje apasionante: cien años en línea

Un viaje apasionante: cien años en línea

100 años en línea. Un viaje apasionante, es el título del libro que ha editado el Instituto de Estudios Zamoranos, dependiente de la Diputación, y que recoge información del proyecto de Ferrocarril de Zamora a Orense del ingeniero zamorano Federico Cantero Villamil de cuya redacción se cumplió el centenario el pasado año.

Aunque el contenido principal del libro está dedicado, como se indica, al proyecto ferroviario de Federico Cantero Villamil que fue presentado en el Ministerio de Fomento ejecución en el año 1913, el texto recoge abundante información sobre la historia de la provincia en el pasado siglo, así como de la propia figura de personaje que fue un humanista, inventor e ingeniero de enorme talla.

ferrocarril-linea-2

La necesidad de su publicación fue explicada por el vicepresidente de la institución provincial, Aurelio Tomás, quien afirmó que existen muy pocos estudios referidos a la figura de Cantero Villamil “una persona importantísima para Zamora y no suficientemente conocida, ni reconocida” a la que los zamoranos le debemos un merecido reconocimiento. Pero también apuntó la aportación que hace el libro a la historia de la provincia durante la primera parte del siglo XIX y a todos los aspectos relacionadas con el proyecto del trazado de Zamora a Orense.

El Instituto de Estudios Zamoranos Florián de Ocampo decidió afrontar esta edición, tal y como explicó su presidente, Pedro García, debido a que tras la exposición que organizó el ayuntamiento de Zamora junto con la Asociación Ferroviaria Zamorana en septiembre de 2013 para conmemorar el citado centenario de la presentación del proyecto, no había quedado ninguna publicación que documentara el hecho. Un proyecto de enorme dificultad y envergadura que no se inició hasta el año 26 y que no se finalizó hasta el año 1957.

Pedro García, aprovechó la presentación para reivindicar, con el apoyo de la Asociación Ferroviaria Zamorana y de la propia familia, que la estación de Zamora lleve el nombre de Cantero Villamil.

Finalmente, uno de los autores del libro, Álvaro González, recordó la importancia que había tenido el presidente de la Asociación Ferroviaria Zamorana en el impulso de este libro y en la búsqueda de documentación, algo en lo que la labor de la familia ha sido fundamental al conservar el archivo de Cantero Villamil a pesar del tiempo.

Álvaro González, uno de los coautores del libro indicó que la talla de Cantero Villamil fue de tal nivel que Zamora se convierte a través de su persona en un referente de la ingeniería de la época. El ingeniero zamorano diseñó un trazado para una orografía de montaña pero con propuestas técnicas adelantadas a su tiempo, previendo niveles de seguridad importantes y de forma que fuera posible modernizarlo sin dificultad.

Según afirmó Álvaro González, otras facetas de experimentación de Cantero Villamil, en especial la de la aeronáutica, están pendientes de estudio y será necesario profundizar en el futuro para comprender la importancia de la figura de este ingeniero zamorano.

Te puede interesar

Por un acceso igual al tren

La circunstancia que me lleva a escribirle es la sensación de desprotección que siento, al …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann