Home / 9 Provincias / Escaparates. 200 años de comercio e industria en Valladolid

Escaparates. 200 años de comercio e industria en Valladolid

El presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, y el presidente de la Cámara de Comercio, Carlos Villar, y el propio Joaquín Díaz inauguran la exposición que muestra casi 200 documentos y objetos que muestran la evolución del comercio y la industria de la provincia desde principios del siglo XIX.

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, y el presidente de la Cámara de Comercio e Industria, Carlos Villar, han inaugurado hoy la exposición “Escaparates. 200 años de comercio e industria en Valladolid”, de la que es comisario Joaquín Díaz, a cuya Fundación pertenecen la mayoría de los casi 200 elementos que configuran la muestra, que estará abierta al público en la Sala de Exposiciones del Palacio de Pimentel hasta el próximo 28 de septiembre.

La exposición cumple diferentes objetivos. Por un lado muestra, a través de objetos y de una selecta colección iconográfica, el carácter artístico que tuvieron las vitrinas y escaparates del comercio vallisoletano de los últimos dos siglos a través de anuncios y publicidad gráfica que se complementa con piezas representativas de distintos ramos de la industria y el comercio en Valladolid y provincia. Pero, al mismo tiempo, muestra también la evolución socio-económica de la provincia, el cambio de las estructuras sociales. Y, como no, repasa también algunas de las ordenanzas, normativas y reglamentaciones que han ido poniendo orden en la actividad comercial a lo largo de este año. En palabras del propio Joaquín Díaz, “esta exposición nos muestra palabras, personas y cosas vinculadas al comercio y a la industria de Valladolid y reunidas en el espacio ideal del pasado”.

En su intervención, el presidente de la Diputación de Valladolid, ha destacado la importancia de la exposición, “que analiza la evolución del comercio y la industria en un período de tiempo prácticamente coincidente con el tiempo de existencia de la  Diputación de Valladolid, que el pasado año celebraba su 200 aniversario”.

Jesús Julio Carnero ha destacado que la exposición sorprende al visitante desde el primer momento, “al recordarnos lugares y nombres que forman parte de nuestro pasado inmediato y que a muchos nos traerá a la memoria una provincia que han conocido y que, en muchos casos, ya se ha ido”.

Pero junto a ello, junto a ese carácter en cierta medida nostálgico, “la exposición tienen un importante valor etnográfico e histórico que nos aporta un profundo conocimiento de lo que hemos sido, de cómo hemos ido evolucionando a lo largo de estos dos siglos. Nos permite situar los hechos en su contexto, y entender cómo han ido evolucionando el comercio y la industria de la provincia a lo largo de todo este tiempo, lo que nos posibilita extraer conclusiones que, tal vez, nos puedan ayudar ante situaciones presentes y futuras”.

expo_escaparates3G

LIBRO – CATÁLOGO Y CD ROM

Todo ello se hace patente especialmente en el catálogo de la exposición, libro de casi 100 páginas, en el que Joaquín Díaz va desgranando la evolución de los escaparates, de la publicidad, de las familias y élites vallisoletanas, de la regulación tanto de los nuevos espacios comerciales, del pequeño comercio, de las nuevas mercaderías, de la importancia de las ferias, del renacimiento de la industria, o de sectores tan significativos como la moda, la construcción o la automoción.

Toda la información de la exposición está recopilada en más de 7.000 fichas,  perfectamente estructuradas y que pertenecen a la Fundación Joaquín Díaz. En concreto se trata de 4.000 fichas de comercios e industrias de la provincia y más de 3.000 fichas de comercios de la ciudad de Valladolid, de fechas comprendidas principalmente entre 1850 y 1950. Todas estas fichas están incluidas en el CD Rom que acompaña al catálogo.

PIEZAS ÚNICAS

De las casi 200 piezas que configuran la exposición cabe destacar tres de ellas, por su valor único y, hasta ahora, desconocido. En primer lugar, un trabajo realizado en 1945 por Miguel Delibes para presentarse a las oposiciones de una cátedra en la Escuela de Comercio de Valladolid. En él, alertaba acerca de lo inadecuado de algunas normativas referentes a las cuentas corrientes y anticipaba su interés por el uso correcto de cada término.

La segunda pieza, hasta ahora también inédita y desconocida, es una aleluya dibujada por Ricardo Huerta y redactada por Luis Nazario de Gaviria, director del Norte de Castilla y propietario del establecimiento tipográfico donde se imprimía, quienes reflejan en 24 viñetas cómo era la feria vallisoletana de septiembre, a donde acudían personas de todos los pueblos de la provincia para renovar su maquinaria o adquirir nuevas caballerías. La pieza es de 1880 y recoge en su primera viñeta al Ayuntamiento en pleno encabezado por Miguel Íscar que fallecía dos meses después, por lo que se trata del último retrato conocido del famoso alcalde.

Y la tercera pieza es el troquel con el que se fabricaban en la Ceca de Segovia las medallas de las que los devotos de la Virgen de San Lorenzo, patrona de Valladolid, esperaban obtener protección, y más de una vez algún milagro para su salud o para su economía.

Te puede interesar

diálogo social, valladolid, vulnerabilidad, diputación valladolid, sindicatos, empresa, patronal, cámara comercio,

La Diputación de Valladolid y los agentes sociales firman el primer Acuerdo del Diálogo Social de la provincia de Valladolid

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, la presidenta de la Confederación …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann