Home / 9 Provincias / Palencia instala los primeros detectores de incendios para usuarios de teleasistencia de Castilla y León
El Sudoku es un rompecabezas de lógica y uno de los pasatiempos que más engancha. El objetivo es rellenar una cuadrícula de 9×9 celdas dividida en subcuadrículas de 3×3 con las cifras del 1 al 9 partiendo de algunos números ya dispuestos en algunas de las celdas. No se debe repetir ningún número en una misma fila, columna o subcuadrícula.

Palencia instala los primeros detectores de incendios para usuarios de teleasistencia de Castilla y León

A la pregunta, ¿donde quieres vivir? El 87,3 por ciento de las personas mayores responde: en mi casa (el 83 por ciento son propietarios de su domicilio) “aunque sea solo”. Es un dato objetivo que marca el cambio de tendencia de los ciudadanos de más edad y que responde también a la mejora de calidad de vida y de la longevidad. 

Amadeo  y Pilar, de 87 y 77 años, son miembros de esa inmensa mayoría. Viven en Areños, un pueblo de la montaña  palentina, en la zona de la Pernía, rozando Cantabria, en la que habitualmente residen cuatro vecinos. “No quiero irme de mi casa, me encanta poder estar aquí, cuidar de mi marido, y seguir manteniendo las rutinas, aunque necesite ayuda para ello”, explicaba Pilar, desde el salón de su casa, un domicilio en el que ha permanecido toda su vida, desde que se formó su familia junto a su esposo.

Apoyos como la teleasistencia, como la asistencia de los Centros de Acción Social (Ceas) y las acciones de prevención de la dependencia los ayudan a vivir de forma segura. Junto a ellos dispositivos como la instalación de detectores de humo. En ese salón en la que recibe a las visitas, enciende la chimenea, uno de sus sistemas de calefacción, que junto al brasero, es uno de los más peligrosos desde el punto de vista de inicio de incendios o de provocar accidentes por intoxicación de monóxido, algo que, según los últimos datos de los que dispone el Centro de Emergencias 112, correspondientes al primer semestre de 2014, ha ocurrido en 24 ocasiones, en lo que se refiere a intoxicaciones por humo o 176 incendios en viviendas, todos ellos en el ámbito rural, -monóxido de carbono y en menor medida, butano o gas natural- en toda Castilla y León. De ellos, dos intoxicaciones y 14 incendios ocurrieron en la provincia de Palencia.

Por ello, para permitir que personas como Amadeo y Pilar puedan residir en sus casas de forma segura, la Diputación de Palencia ha puesto en marcha un programa de Seguridad en el Hogar y Prevención de Incendios en el Ámbito Doméstico que está llevando a la instalación de detectores de humos.

Algo que también ha tenido como preámbulo el desarrollo, a través del programa de Envejecimiento Activo con la colaboración de los  Bomberos de la provincia de la formación de los residentes, junto a los que se  ha llevado a cabo una campaña de información y sensibilización, con la colaboración del Colegio de Arquitectos y Aparejadores, y entre proyectistas para evitar siniestros en los domicilio.

IMG_3524 2

En total, se están instalando 1.180 dispositivos: 720 detectores de humos, 175 de monóxido de carbono y 285 de gas inflamable que llegarán a más de 1.000 usuarios (los servicios de Ayuda a Domicilio y Teleasistencia cuentan con 1.500 usuarios en la provincia, por lo que se dará cobertura a más del 70 por ciento y se atiende a los casos  más urgentes, cubriendo las necesidades de los usuarios con mayor grado de dependencia y riesgo) que suponen una inversión por parte de la Institución de 50.000 euros.

Es decir, los hogares beneficiarios contarán con un sistema de detección de humos, que cuenta con una alarma sonora y una señal luminosa que alertará de la presencia de humo en la vivienda.  Asimismo, atendiendo al perfil del usuario y en función del informe elaborado por los técnicos de los parques de Bomberos, que determinarán las necesidades de cada domicilio, se instalarán también detectores de gas y/o monóxido de carbono. La instalación es sencilla y sólo se requieren unos minutos para que el sistema comience a funcionar, contando, desde el momento de su colocación cinco años de independencia, tras los que será necesario cambiar las baterías del dispositivo.

IMG_3468

Para elegir los hogares que, como el de Amadeo y Pilar recibirán los detectores se ha realizado un estudio entre los mayores usuarias del servicio de ayuda a domicilio y la teleasistencia, que pueden resultar el colectivo más vulnerable, no en vano el 79 por ciento de los usuarios tienen un edad superior a los 80 años y son personas dependientes.

Para la implantación del servicio fue necesario un estudio previo de la vivienda y de las personas que residen en ella, por lo que acudió al domicilio de las personas interesadas un equipo técnico, perfectamente identificado.

Los dispositivos permiten a los usuarios saber cuándo están en riesgo por la inhalación de humo, las señales anteriormente descritas permitirán que puedan salir de sus casas y ponerse a salvo.

Además, se tiene en cuenta que disponen del llamado ‘botón rojo’ de la teleasistencia que personas como Pilar siempre cuelgan al cuello, que pueden apretar en el mismo momento en el que oigan la señal, con lo que los servicios de emergencia quedarán inmediatamente alertados.

Un proceso simple que permite “sentirse a salvo”. “Hace dos años me caí y me rompí una pierna y tuve que estar dos horas fuera de casa, en el suelo, y tratando de arrastrarme para llegar y poder llamar para que me ayudasen. Ahora, con cosas como esta, me siento segura y más tranquila en mi casa”, explicaba la vecina de Areños.

Tras la instalación de los instaladores en Palencia, la primera provincia que pone en marcha esta iniciativa, a través de un organismo público en la región, (ya se ha realizado en municipios vascos como Eibar, sufragados por su ayuntamiento), la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades que señaló la importancia de esta idea y que se mostró interesada en expandir el modelo al resto de la Comunidad. “El objetivo es estudiar la evolución y el desarrollo del programa puesto en marcha por la Diputación de Palencia que ha dado el primer paso en toda la Comunidad para que se instalen este tipo de detectores y una vez evaluada la experiencia se intentará extender a otras zonas dentro del paquete multiservicios del nuevo catálogo de Servicios Sociales”, explicaba Milagros Marcos.

prevención. El monóxido de carbono CO, llamado “el asesino silencioso” se produce por la mala combustión o combustión incompleta de gas natural u otros productos que contengan carbono, como por ejemplo carbón de leña, butano, propano o carbón mineral.

Los aparatos potencialmente más peligrosos en estos meses de invierno son  las estufas de gas, las eléctricas y las chimeneas.  Las primeras tienen llama y funcionan con gas butano la gran mayoría de ellas. Por tanto, es fundamental comprobar que los tubos de conducción del gas no estén caducados, que la válvula está en perfectas condiciones y que la combustión del aparato sea correcta. Hay que colocar el equipo lejos de materiales inflamables y en habitaciones bien ventiladas.

Las que funcionan con electricidad seguras en lo que respecta a la emisión de gases y humos, pero tienen otros riesgos, como las sobrecargas o los cortocircuitos, que suelen conllevar el incendio de enchufes y del propio aparato. En este grupo se pueden englobar los braseros eléctricos, muy peligrosos si no se tiene la precaución de situarlos muy alejados de elementos inflamables, como faldones de mesas, cortinas, mantas, alfombras, etc.

Mientras que los braseros de carbón, son los más peligrosos, pues son auténticas máquinas de producir CO por la combustión de carbón o derivados. Debe evitarse su uso en la medida de lo posible, o hacerlo en habitaciones muy bien ventiladas con la precaución de sacarlo de la vivienda, o extinguirlo por completo, en el momento de terminar su utilización. La mejor medida de prevención es retirarlos de los hogares.

Para finalizar, las chimeneas son otro posible elemento de producción de CO, aunque de menor riesgo que en el caso de los braseros, pero foco de emisiones de humos que, en el caso de malas ventilaciones o exceso de uso, pueden generar problemas por asfixia. Se debe mantener una mínima ventilación de la estancia en caso de que el tiro de la chimenea no sea bueno.

Te puede interesar

premio, municipio, municipios, universal, promoción, reina letizia, accesibilidad universal, accesibilidad, zumba, zumba en el parque, león, ayuntamiento leon, la condesa, eras renueva, zumba, botines, caídas, prevención, ergonomía, tierra charra, ejercicio, vida cotidiana, hogar, adaptaciones hogar, salamanca, ayuntamiento salamanca, mayores, personas mayores, ejercicio, equilibro, esther duque, gaceta, gaceta castilla-león, relajación, envejecimiento activo, prevención dependencia, dependencia, actividad física, gimnasia, cardiopatía isquémica, descalcificación, parques, ávila, parque, gimnasia, intergeneracional, mayores, ayuntamiento ávila, fitness,

Ávila recibe el premio Reina Letizia 2016 de promoción de la accesibilidad universal en los municipios

Ávila ha recibido el Premio Reina Letizia 2016 de Promoción de la Accesibilidad Universal en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann