Home / 9 Provincias / Valladolid / Valor añadido con nombre propio
cruz roja, cruz roja valladolid, esther duque, valladolid, cruz-roja valladolid, valor, valor añadido, espacio mayores, voluntarios mayores, voluntariado, personas mayores

Valor añadido con nombre propio

El voluntariado es la parte esencial de Cruz Roja. TAMBIÉN EN EL ESPACIO MAYORES, LA TERTULIA DE LOS JUEVES DONDE LOS USUARIOS SE ACERCAN A MATERIAS TAN DIVERSAS COMO LA SALUD O LA ASTRONOMÍA. Son ese valor añadido.

“El Espacio Mayores nace como una tertulia. Comenzamos reuniéndonos 6 u 8 personas. La idea era que los participantes no dijesen qué es lo que querían y necesitaban. Al final nos juntamos un perfil de personas muy activas que llevó a lo que ahora es”. Así define Óscar Esteban el nacimiento de un servicio que coordina y que lleva, cada jueves a reunirse a más de 50  personas en torno a temas tan diversos como la caninoterapia, la astrología, la historia de la ciudad, el ocio, la salud o la tecnología.

Una iniciativa que desde su puesta en marcha hace tres años ha evolucionado al igual que lo han hecho los usuarios. “Ellos siempre deciden lo que quieren, que se sientan libres de opinar y crear”, explicaba Óscar.

Para que el engranaje funcione hay un ingrediente clave: los voluntarios. “Ellos son los que están en contacto con los que acuden a las charlas, saben qué les ha gustado, captan sus ideas, evalúan el desarrollo de cada charlas, preguntan si han gustado, si les gustaría repetir”, añadía.

Pero ésta es sólo una parte de su trabajo. La más oculta radica en los despachos. Allí realizan bases de datos con los usuarios, los llaman por teléfono para informarles de las acciones que se van a desarrollar y contactan con las personas que protagonizan las conferencias.  “Muchas de las personas que vienen a ofrecer charlas son propuestas por los voluntarios. Alguien conoce a alguien que…. Al final contamos con profesionales impresionantes que ofrecen temas de astronomía, historia, salud. Una gran variedad. Hasta alguno de los voluntarios como Álvaro Cuesta ofrecen charlas”, explicaba Óscar.

Precisamente Álvaro Cuesta relataba cómo se acercó a Cruz Roja tras una vida de enseñanza en el Instituto Galileo, “cuando me jubilé y tras un periodo de adaptación y de hacer otras cosas, pensé que quería hacer con mi tiempo, y la decisión era clara, realizar acciones de voluntariado. Elegí Cruz Roja, por su carácter y forma de trabajar y desde que vine no he parado”, explicaba. Ahora dedica una media de dos horas al día a Cruz Roja.

“Estoy aquí para hacer lo que Oscar me mande”, explicaba entre risas, “me dedico a que todos los usuarios sepan que charlas vamos a hacer, a tener una base de datos de todos los usuarios, cosas técnicas que son importantes para el servicio”. Pero también Álvaro ha sido el encargado de ofrecer conferencias en el Espacio Mayores, como apuntaba el coordinador con anterioridad sobre materias como al astronomía. “Es otra forma de enseñar, de seguir con mi labor, pero a un público diferente con muchas ganas de aprender”.

Junto a él Victoriana Merino, una veterana de Cruz Roja que pasa entre 2 y 3 horas de media, desde hace 12 años colaborando altruistamente. Como Álvaro, y el resto de voluntarios, recibió una formación para ejercer sus labores dentro de la entidad y ahora es la “psicóloga” de servicios como la teleasistencia. Es decir, realiza llamadas a aquellas personas que hace mucho que no se ponen en contacto con el servicio, se preocupa por ellas, les recuerda las salidas y les propone participar en los programas de la organización, dentro de sus posibilidades.

“Hay que tratar de ponerse en el lugar del otro. Muchas personas se encuentran muy solas, y lo principal es que se sientan acompañadas. Yo siempre he cuidado de otros, de mi madre, de mi suegra, y me parece muy bonito esta forma de colaborar. Realmente ellos te dan más de lo que tu puedas darle. Recibo una cantidad de besos y abrazos…” explicaba con los ojos brillantes Victoriana que entre sus labores también tiene encomendada la de ayudar a los usuarios del Espacio Mayores durante su participación en el mismo, o de acompañarlos desde y hasta sus casas.

Victoriana y Álvaro son ‘sólo’ un ejemplo de lo que hay detrás de cada programa.

 “El valor añadido” de Cruz Roja.

Te puede interesar

stem, mentor women, real work, stemtalentgirl, talentgirl, perfil, empoderamiento, mujer, mujeres, valladolid, burgos, mentorización, bachillerato, universitarias, licenciadas, burgos, fases, fase, stem, contextos reales, trabajo, alicia garcía, maría josé ingelmo, connectis, telefónica open future, open future, blanco, ruth blasco, centro nacional investigación, carme artigas, ciencia, tecnología, evolución humana,

‘Stem Talent Girl’ para el fomento entre las alumnas del talento y las vocaciones en las carreras de ciencias y tecnologías se inició el sábado en Valladolid

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades impulsa esta colaboración orientada a la promoción …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann