Home / Blogs / Leche frita ‘light’

Leche frita ‘light’

La receta de leche frita ‘light’, tradicional de Castilla y León, dulce, barata y sencilla es siempre un éxito en cualquier encuentro, gustando a toda la familia desde el pequeño de 5 años hasta el mayor de 90, además, por sus características, es muy sencilla de comer.

Eso sí, aunque en esta variación se tratan de reducir las calorías que este producto contiene, sigue teniendo un alto nivel calórico, por lo que es recomendable comer pequeñas cantidades, a primera hora del día, o al finalizar el almuerzo, nunca por la noche, y en ocasiones determinadas. Lo que hace de este alimento algo exquisito y muy deseado.

A diferencia de la elaboración de los platos salados en los que las cantidades pueden variar, en el de los postres e necesario ser meticulosos y respetar las cantidades

Ingredientes

– 3 yemas de huevo

– Un huevo entero

– 50 grs de maizena

– 20 grs de harina

– 1/2 sobre de levadura

– medio litro de leche desnatada

– 100 grs de azúcar

– canela en rama

– Vainilla

–  Aceite de oliva suave

– Canela molida

Preparación

Lo primero es preparar los ingredientes y tenerlos medidos y listos para el momento del uso, así será más sencilla y rápida preparación.

Lo segundo es separar las yemas de las claras (que se pueden reservar para otra receta) y se baten con una varilla incorporando el azúcar, dejando que entre el oxígeno y creciendo hasta que quede una crema de color más blanco.

Después se incorporan la harina y la levadura mezcladas y la maizena, batiendo sin parar y removiendo hasta que todo quede uniforme.

Cuando ya esté listo, se pone a calentar la leche, con la rama de canela, un pedazo pequeño de vainilla y la cáscara de limón (cuidado con limpiar bien y con eliminar la parte blanca interior para que no amargue). Se deja templar a fuego medio y antes de que se ponga a hervir se va  incorporando poco a poco y sin dejar de batir la masa realizada en frío.

La mezcla irá cogiendo consistencia, perdiendo el agua la leche desnatada y creando la crema. Cuando coja textura, se apaga el fuego y, en caliente, se pone sobre una bandeja plana, a ser posible cuadrada, y se extiende la masa eliminando el limón, la canela y la vainilla.

Se deja enfriar. Una vez lista, se corta en cuadrados, del tamaño deseado (lo mejor es ni demasiado grandes ni demasiado pequeños) y se enharinan y se rebozan con huevo para freír en aceite caliente.

Para sacarlas se prepara un plato con papel absorbente para eliminar el exceso y se recortan los posibles flecos del huevo y ya está lista.

Presentación

Para presentar la leche puede realizarse en moldes de magdalena, en una fuente, individual, recubiertas por canela en polvo y azúcar o con helado. Se pueden comer templadas o frías, y se conservan bien en el frigorífico por lo que se pueden preparar de un día para otro.

Te puede interesar

El jurado del FICMA selecciona 28 trabajos que destacan por su “calidad narrativa” que compiten esta semana ante el jurado y para obtener el premio del público

EL COMITÉ SELECCIONADOR DEL Festival de Cortometrajes SOBRE Personas Mayores y/o con Dependencia de Salamanca …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann