Home / Blogs / Cultura / ‘ESPÍAS: servicios secretos y escritura cifrada en la Monarquía Hispánica’

‘ESPÍAS: servicios secretos y escritura cifrada en la Monarquía Hispánica’

 
 
La exposición  sobre los espías se presenta como un viaje apasionante y seductor al siempre sorprendente y misterioso mundo del espionaje en los siglos XVI y XVII, una realidad que, aunque se ha dado en todos los tiempos y es común a todos los territorios cobró especial significación, en el seno de la Monarquía Hispánica
 

 

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha inaugurado esta mañana en el Archivo General de Simancas la exposición “ ESPÍAS: servicios secretos y escritura cifrada en la Monarquía Hispánica” que ha contado con la presencia del director general de Bellas Artes, Román Fernández-Baca y del subdirector general de Archivos Estatales, Severiano Hernández, del Ministerio de Cultura y Deporte

La muestra expositiva, desplegada en el edificio histórico del Archivo, se presenta como un viaje apasionante y seductor al siempre sorprendente y misterioso mundo del espionaje en los siglos XVI y XVII. Una realidad que, aunque se ha dado en todos los tiempos y es común a todos los territorios y estados, cobró especial significación, extensión e intensidad en el seno de la Monarquía Hispánica.

Pero el pintoresquismo y las curiosidades que el universo del espía ofrece no deben ocultar el telón de fondo en el que esta actividad se inscribe: el poder de la información como elemento medular en el gobierno de la Monarquía Hispánica y, por ello mismo, elemento consustancial a la naturaleza del Archivo de Simancas.

Los más de setenta documentos que componen la muestra, comisariada por la propia directora del Archivo, Julia Rodríguez de Diego y Javier Marcos Rivas, profesor del IES Lucía de Medrano, de Salamanca, proceden exclusivamente de los fondos simanquinos y casi en su totalidad del fondo del Consejo de Estado que, como responsable de la política exterior y fiel guardián de la reputación, imagen y hegemonía de la Monarquía, recibía, junto al Rey, y concentraba toda la información de los agentes en el exterior: virreyes, gobernadores, embajadores y otros muchos interlocutores económicos, militares, religiosos y culturales.

Todos ellos con una primera y primordial función de informar de forma abierta y, casi siempre, de forma parcial o totalmente encriptada. En este entramado institucional es donde el espía se integra. La documentación textual se completa con representaciones gráficas, mapas y dibujos, de los espacios que ilustran el discurso expositivo.

El nexo del tiempo histórico, pasado lejano y otro más reciente, lo salva un ejemplar de la máquina ENIGMA perteneciente al Museo Militar de Burgos.

 

Todas las piezas de la muestra se ubican en un artificio arquitectónico que intenta recrear el escenario enigmático, laberíntico y quebrado del espía, siempre envuelto en una atmósfera de ocultación, disimulo y apariencia.

 

Espías: Las tres partes de un todo

 

Se distribuyen en tres salas que, sobre un eje común, encierran realidades distintas:

La primera analiza el tejido sólido y complejo que desde el reinado de los Reyes Católicos configuró estructuras orgánicas, normativas de regulación, infraestructuras de comunicación y sistemas de financiación del espionaje.

La segunda presenta las historias vivas y singulares de los espías y sus métodos de trabajo (el contraespionaje, el doble espía, sus máscaras y disfraces) así como los medios sutiles de transmisión de la información (escrituras microscópicas, tintas invisibles etc.) sin olvidar a figuras egregias inmersas en estas funciones: Cervantes, Quevedo o Rubens.

La tercera invita a encerrarse en el mundo oculto de los códigos secretos de la escritura encriptada, muy activa desde el reinado de los Reyes Católicos. Se ofrecen diversas muestras de cifras generales y particulares con las que se construyó la información en los reinados de Carlos I y Felipe II. Y todo ello envuelve a la máquina Enigma, vínculo  simbólico de cambio de formas pero no de fines.

Este proyecto expositivo se incluye en uno más amplio puesto en marcha en años anteriores adscrito al Gabinete Pedagógico del centro y orientado a estudiantes de bachiller. Se compone de una unidad didáctica “Los Dueños del Secreto” elaborada por el profesor de Enseñanzas Medias, Javier Marcos, y editada por el Servicio de Publicaciones del Ministerio de Cultura.

Cómo visitar

La exposición permanecerá abierta al público un año, hasta el mes de julio de 2019, en horario de 10 a 14 h y de 17 a 21 todos los días, laborables y festivos.

Existe la posibilidad de realizar visitas guiadas a la exposición y al Archivo General de Simancas, destinadas a grupos de 5 a 45 personas. Para concertar una visita es necesario contactar con el Archivo por teléfono (983590003) o por correo electrónico (ags@mecd.es)

 

Te puede interesar

Los jóvenes y adultos con autismo de Segovia disponen de su primera vivienda tutelada para potenciar su autonomía

La asociación Autismo Segovia ha inaugurado esta mañana la primera vivienda para personas con TEA …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann