Home / Opinión / Editorial / Exite un mañana
Foto Maria Esther Duque Martin Promotora

Exite un mañana

Un entrenador de fútbol decía en una rueda de prensa a un periodista “tu siempre negativo, nunca positivo”. Ha llegado el otoño, los pueblos se empiezan a vaciar y los corazones lloran un poco. El clima, y no me refiero al metereológico tampoco es que ponga mucho por su parte, y es duro empezarse a la realidad. Quizá hay que tirar de refranero castellano y decir aquello de “al mal tiempo buena cara”, “no hay mal que por bien no venga”, o “mañana será otro día”… y podríamos llenar mil columnas con dichos similares, pero lo importante es lo que llevamos dentro. Nadie puede decirnos que todo irá bien sino nos lo creemos.

Hay que respirar y saltar bajo la lluvia, reirnos en soledad con franqueza y no tener miedo a las lágrimas ni a expresarse cómo es uno mismo. En el hogar, lejos de las miradas de los vecinos y los que rodean que esperan que seas de una determinada forma, o que critican una característica concreata hay que encontrar ese punto que nos hace fuertes, y que hace que desde dentro no tengamos barreras, remordimientos ni problemas en decir lo que nos place y ser lo que realmente queremos ser.

Vosotros, que os habéis dejado el ‘lom’ en levantar vuestras casas y aún lo hacéis ahora, que pensáis en el invierno que llega, vosotros, que dáis vuestras pensiones a vuestros hijos, vosotros que ahorráis para que los que se quedan detrás tengan algo vuestro, vosotros que os dejáis la piel en llegar al consultorio médico, sois valientes, sois unos héroes que desde la pequeñez de vuestras aldeas, desde la grandeza de vuestras capitales sois igual de importantes.

Sí, quizá seamos menos ahora recorriendo las calles de los pequeños sitios, que la noche llega antes y hace que nos den menos ganas de salir de casa, pero somos igual de importantes y valemos tanto como el que hay al lado. Mañana sí habrá un nuevo amanecer y un distinto atardecer, desde dentro, sentados en el pupitre de las clases de manualidades, o viendo atardecer mientras las clases de mantenimiento corporal transcurren. Sí, y mañana nos levantaremos, con los achaques, con dificultades, pero con la seguridad de que somos capaces de todo con nuestra fuerza interior. Fuera los temores, que la lluvia que atormenta los cristales no penetre en el interior, y vivid, soñad despiertos y sabed que sí existe un mañana.

Te puede interesar

envejecimiento activo, ejercicio, equilibro, esther duque, gaceta, gaceta castilla-león, relajación, envejecimiento activo, prevención dependencia, dependencia, actividad física, gimnasia, cardiopatía isquémica, descalcificación, parques, ávila, parque, gimnasia, intergeneracional, mayores, ayuntamiento ávila, fitness,

Ávila destina 140.000 euros a promover el envejecimiento activo a través de talleres de animación comunitaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann