Home / Opinión / Colaboraciones / Valores, asignatura pendiente

Valores, asignatura pendiente

El domingo 22 de diciembre, en El país, en la sección de Cartas al Director, leí la que firmaba Alicia Rubio García, de Alcorcón, Madrid que me inspiró los Valores, asignatura pendiente.

La madurez con que se expresaba, el sentimiento expuesto sobre valores que no están de moda y su inquietud ante lo que observa me hicieron volver, de nuevo, al principio de la carta y releerla con calma.

Contaba que, en la sala de espera de una clínica madrileña, observó a “un hombre discreto y sencillo” que aguardaba su turno. Ella lo reconoció. Era una eminencia médica: el doctor Mariano Barbacid quien ha dedicado toda su vida a luchar contra el cáncer estudiando e investigando el modo de vencerlo. Alicia continúa así: “nadie se da cuenta de que se trata de la primera persona que consiguió aislar una mutación de un gen capaz de causar cáncer, paso de vital importancia para lograr la curación de esta terrible enfermedad. Resulta irónico pensar que la mayoría de los allí presentes ni siquiera habían oído hablar de él, y que, tal vez, se hubieran dado codazos por conseguir el autógrafo de cualquier famosote que pulula diariamente por las sobremesas televisivas. Prueba de ello es el record de ventas del libro de Belén Esteban”.

¿Interesante su modo de pensar? Por supuesto que sí. Y, aquí viene lo mejor, las preguntas que Alicia se hace a sí misma pero que, también, nos interpelan a todos nosotros:

 “¿Qué se valora en esta sociedad? Personas que sin hacer nada especial obtienen el reconocimiento de muchos y son objeto de veneración, mientras que el trabajo callado, el sacrificio, el afán de superación y la constancia son valores en declive. ¿Tiene alguna lógica que personalidades de esta talla no tengan ningún reconocimiento social? ¿Pretende esta sociedad que los jóvenes, a la vista de esto, tengamos motivación para sacrificarnos, formarnos y superarnos? Y lo que es más importante, con estos valores, ¿puede crecer y prosperar un país?

    Me considero una adolescente con multitud de objetivos por alcanzar entre los que se encuentra poder estudiar e investigar en el campo de la genética. Sueño con formarme y trabajar en mi país y, aunque sé que este trabajo no se valora socialmente ni se apoya desde instancias gubernamentales (como ejemplo, el raquítico importe presupuestario destinado a investigación), no me rindo.

     Don Mariano Barbacid, un honor haber podido tenerle a mi lado y mi más sincera admiración hacia usted.” Alicia Rubio García.

    Enhorabuena Alicia. Eres valiente y sabes lo que quieres. Tus palabras son viento fresco en medio de tanta irreflexión y locura. Haces honor al auténtico significado de carpe diem que señaló el poeta romano Horacio: aprovecha el momento, no lo malgastes. Sigue así. El ejemplo arrastra y el tuyo es digno de ser imitado. Desde esta revista para jóvenes, FREE, en la que escribo, te mando un abrazo.

Te puede interesar

carmen arroyo, lectura, recompensa, colaboración, colaboraciones, leer, carmen arroyo, colaboración, dolor, judios, holocausto, caparrós, zygielbojm, baily telegraph, hitler, silencio, carmen arroyo, refranes, educación refranes, educación, formación, cultura, tradición, carmen arroyo, education, child, youth, cortesía, costumbres, emperador, chino, fest, travel

De árboles, mitos, dioses y leyendas

Posiblemente, si nos preguntan qué sabemos de mitos o leyendas, los nombres de Edipo, Hércules, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann