Home / Opinión / Colaboraciones / Benedicto, el abuelo
german garcia ferreras

Benedicto, el abuelo

Cuando muera -Dios quiera que sea tarde- el papa emérito Benedicto XVI, no hay duda que se escribirá uno de los capítulos más principales y trascendentales de la Historia dela Iglesia. Y llevará por título el abuelo.

La expresión y título no me corresponde. Ha sido nuestro Papa Francisco el que ha dicho más de una vez, refiriéndose a Benedicto VXI que vive tan cerca de él: “¡Es como tener al abuelo en casa”!

La fotografía que ilustra el artículo, es de un significado y una ternura que a nadie se le podía haber imaginado y menos que llegase a ser realidad. Un Papa jubilado, que voluntariamente y en plena lucidez de su inteligencia, renuncia a seguir siendo Obispo de Roma, renuncia a ser Papa.

Si las expresiones de nuestro Papa Francisco, son siempre muy significativas y llegan al corazón de sus oyentes, esta expresión: “abuelo” aplicado a Benedicto XVI, es de un acierto y significado humano-cristiano que merece toda consideración.

Benedicto XVI renunció voluntariamente a su Pontificado y se ha escondido en la oscuridad luminosa que diría san Juan de la Cruz –Se ha escondido para saborear la música callada y la soledad sonora que canta San Juan de la Cruz en su Cántico Espiritual.

Estamos en el mes de febrero y hace un año que Benedicto XVI les dio a los Cardenales: “Os he convocado para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia”

Y vaya si era de gran importancia para la Iglesia. Y siguió el Papa Benedicto XVI: “Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”

Y siguió diciendo: “Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado no sólo con obras y palabras, sino sufriendo y rezando”

El 23 de diciembre de 2013, a las 5 de la tarde “el actual pontífice fue a visitar al anciano Papa emérito que vive en el monasterio Mater Ecclesiae, a poco más de un kilómetro de distancia.

Benedicto XVI salió a esperarle a la puerta, se abrazaron y juntos pasaron a la capilla para rezar y saludar a Jesús Sacramentado. Después de rezar mantuvieron una conversación de casi una hora de duración.

El comportamiento del Papa emérito Benedicto XVI no puede ser más ejemplar en todo. Es una gran lección para que todos sepamos jubilarnos a tiempo y sepamos vivir la jubilación en tiempos dedicados a Dios y horas empleadas en servicio de quien nos necesite.

¡Qué bonito y qué alabanza: “Es como tener al abuelo en casa”!

Y sigue escribiendo. Ya son más de ocho los volúmenes de sus escritos. Bien presentados y con más de novecientas páginas, algunos de ellos. ¿Cuántos volúmenes faltan aún?

Y sigue rezando en soledad, rompiendo el silencio con el teclado del piano, en expresión de la buena música. Como decía San Juan de la Cruz: “buscando mis amores, iré por esos montes y riberas, ni cogeré las flores, ni temeré las fieras y… pasaré los fuertes y fronteras.

Te puede interesar

muro, vertenza, nacionalidad, vergüenza, ciudadanía, fortaleza, dependencia, pacto toledo, toledo, pacto, pensiones, generaciones, votar, votan, derecho, dictadura, opinión, vida, verbo, predicado, mujer, feminismo, profesión, desarrollo profesional, igualdad, arte, precio, platón, sócrates, leonardo, da vinci, dignidad, delibes, gamoneda, tiempo nuevo, año nuevo, 2016, fotos, vivir, soledad, esther duque, microviolencia, microviolencias, esther duque, editorial, blanco, rojo, amarillos, morados, bermellón, editorial, papa, onu, nato, otan, papa francisco, iglesia, solidaridad, directora, gaceta, gaceta castilla-león, editorial, papa, onu, nato, otan, papa francisco, iglesia, solidaridad,

Un paso atrás

Dicen que hay que conocer la historia para no repetirla, pero creo que incluso sabiendo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann