Home / Opinión / Editorial / Insulto a la inteligencia
Foto Maria Esther Duque Martin Promotora

Insulto a la inteligencia

Twitter, facebook, whatsapp… Los medios pueden haber cambiado pero los que se esconden tras el insulto siempren son los mismos.

Pero, ¿donde están los límites de la legislación para llegar hasta la censura? ¿Seremos la próxima China? Siempre se ha dicho que no hay que hacer leyes en base a hechos aislados. No, no se puede modificar la Norma porque maten a Marta del Castillo; es innecesario que la Justicia se reforme de forma rápida para que el maltrato escolar, o la violencia de género tengan penas efectivas y medidas que realmente salven vidas, pero sí se pueden recortar derechos cuando se plazca.

No todos somos ladrones, y por ello podemos salir y entrar de las tiendas sin ser registrados, y por la misma máxima, no todos utilizan las redes para mandar mensajes de odio, el 95 por ciento sólo desean comunicarse, expresarse y dar a conocer mensajes limpios, marcados por los sentimientos. Se presupone que todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Yo por lo menos no me dedico a publicar sandeces.

Cndenamos todo tipo de actos que dañen los derechos de los demás, de cualquier tipo, lo hemos hecho siempre y así continuaremos. Como sociedad debemos ser conscientes y condenar las injurias, no compartir o retwittear mensajes que faltan a la verdad y que puedan dañar a los demás.

El problema es el de siempre: el de los valores. Si vivimos en la sociedad en la que enseña a que se puede decir cualquier cosa enmascarándose en seudónimos o anónimos, que hay grupos que aplauden las actitudes violentas, de cualquier tipo, y como miembros de pueblos, ciudades, comunidades, países, no defendemos que todos somos iguales y merecemos el mismo trato mal asunto.

Lo que también defendemos y siempre lo haremos la libertad de expresarnos como deseemos en nuestro entorno, en nuestros colegios, universidades, institutos, centros de FP, trabajos, en las redes, en la cultura, en el deporte, en la vida, la presuposición de que las personas tratan de hacer el bien, y que por cuatro no se puede fusilar la libertad de decir lo que queramos. En muchas ocasiones me dicen que vivo en una sociedad utópica, en la que la paz es posible, pero quizá prefiera poner la otra mejilla a mancharme el vestido de dolor ajeno. Obviamente todos nos equivocamos.

Yo, desde este editorial la primera, y siempre pediré perdón por ello, desde la perspectiva que me da el no ser más que un nombre detrás de unas palabras y unas ideas, tan respetables como cualquier otras.

Te puede interesar

premio, municipio, municipios, universal, promoción, reina letizia, accesibilidad universal, accesibilidad, zumba, zumba en el parque, león, ayuntamiento leon, la condesa, eras renueva, zumba, botines, caídas, prevención, ergonomía, tierra charra, ejercicio, vida cotidiana, hogar, adaptaciones hogar, salamanca, ayuntamiento salamanca, mayores, personas mayores, ejercicio, equilibro, esther duque, gaceta, gaceta castilla-león, relajación, envejecimiento activo, prevención dependencia, dependencia, actividad física, gimnasia, cardiopatía isquémica, descalcificación, parques, ávila, parque, gimnasia, intergeneracional, mayores, ayuntamiento ávila, fitness,

La nueva temporada de Zumba en el parque arranca el domingo en el Parque de La Chantría

La Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de León pone en marcha una nueva edición del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann