Home / Opinión / Editorial / A besos entiendo
esther duque

A besos entiendo

Muchos se preguntan por el éxito del Papa Francisco, por su capacidad de ‘encanchar’ a la gente hasta convertirse en fenómeno mediático. Y para mi, la solución es sencilla: ofrece ternura.

En una época en la que se habla de castas y de ver quién es mejor que quién, una persona, que supuestamente ostenta uno de los cargos más poderosos en la Tierra baja de su trono para abrazar al más débil, y no desde una perspectiva de superioridad, sino de igualdad.

Los abrazos, los besos, esas formas imprescindibles de mostrar el amor que tan pocas veces materializamos, y cuando lo hacemos, las centramos en nuestros seres queridos olvidándonos de las necesidades de afecto de los demás.

En medio de una montaña, en una casa de alguien que te abre las puertas de su hogar, sólo se buscan besos y abrazos, sólo se pretende que escuchen y que se llene el salón de gente se convierte en un acto festivo.

No es el dinero lo que mueve los sentimientos, sino las personas que están detrás de lo que se hace. Seguramente estos días de fiesta habremos deseado felicidad en muchas ocasiones, yo os lo he hecho llegar a través de varios medios, pero después en ocasiones hemos podido ser hasta crueles, con quién pide en la acera, o con quién nos hace la cena.

Es tan sencillo tratar de hacer felices a los demás, que la sonrisa que propaga el Papa Francisco es veinte veces más efectiva que el dinero que se pueda cobrar en el premio de la lotería de Navidad.

Qué lástima que alguien tenga que venir a recordarnos que sino se comparte la risa, el abrazo o los besos, la vida tiene menos sentido. Y que la verdadera esencia de todo, la de cualquier religión, la de cualquier trabajo es de la de tratar con amor y respeto a quienes son iguales o diferentes a nosotros.

Somos seres humanos, no máquinas, y yo, siempre que pueda, seguiré besando, abrazando y amando.

Te puede interesar

españa, unión europea, hipocresía, comunidad, caretas, fuera, necedad, remedios, remedios mortales, acaba, truco o trato, truco, trato, griego, grecia, dios, constitución, creador, verdadero, egipcio, éxodo, biblia, castellano, español, estados, economía, Hay un cantar muy popular en España cuya letra dice que al sol le llaman Lorenzo y a la luna Catalina, mitos, De mitos y trujamanes, colonizar, hernán cortés, historia, españa, antigüedad, isabelino, evolución, evolución humana, human evolution, timador, timadores, aforados, pelanas, corrupción, dios, desmanes, hacienda, justicia, opinión, colaboración, colaboradores, isabelino ruiz del-valle, isabelino ruiz, ruiz del-valle, isabelino, gaceta castilla león, opinión, cultural, culture, bible, biblia, pensar, think, to think or not to think, fidelidad, hidalgos, intercesores, clérigos, plebe, Hay un cantar muy popular en España cuya letra dice que al sol le llaman Lorenzo y a la luna Catalina, mitos, De mitos y trujamanes, colonizar, hernán cortés, historia, españa, antigüedad, isabelino, evolución, evolución humana, human evolution, timador, timadores, aforados, pelanas, corrupción, dios, desmanes, hacienda, justicia, opinión, colaboración, colaboradores, isabelino ruiz del-valle, isabelino ruiz, ruiz del-valle, isabelino, gaceta castilla león, opinión, cultural, culture, bible, biblia, pensar, think, to think or not to think, fidelidad, hidalgos, intercesores, clérigos, plebe,

Caretas fuera

Cabe suponer que al menos desde que los griegos inventaron el teatro, es conocida la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann