Home / Opinión / Colaboraciones / Males de nuestro tiempo
isabelino ruiz, ruiz valle, opinión, colaboraciones, colaboradores, colabora, males, tiempo, males tiempo, pobreza, esclavos, esclavitud, brillo, oro, metal, yugo, humildad, salviano, galia, muros nostrorum, isabelino, juan pablo II, mentira, poderosos, política, ciencia, racionalismo, tradición, familia, patria, dios, misa, juramento, crucifijo, evangelios

Males de nuestro tiempo

Entre tantos males como nos aquejan, resulta difícil elegir al más dañino, aunque a mi modo de ver no lo hay peor, que el de la apostasía general 

Para los cada vez más poderosos, más ricos, más insolidarios, posiblemente abotargados como están, les resulte difícil admitir que estos tiempos de ahora tan cargados de ciencia, racionalismo y progreso, también puedan tener algo que sea malo en sí mismo. Sin embargo, para los cada día más numerosos como consecuencia del empobrecimiento masivo al que los condena la conjunción de capitalismo y liberalismo económico deshumanizado que padecemos, los males son tan numerosos como evidentes y afectan tanto al cuerpo como al alma de todos los ciudadanos.

El Nuevo Orden Mundial impuesto subrepticiamente por el imperialismo trasnacional del dinero a través de organismos públicos y privados bajo apariencia inocua o filantrópica, no ceja en el intento de dominar al hombre a toda costa. Para ello, qué mejor que despojarle de todo lo que hasta ahora le ha sustentado y sostenido frente a todas las dificultades de la vida. Ese todo que se pretende suplantar se llama Tradición, Familia, Patria y Dios. Entre tantos males como nos aquejan, resulta difícil elegir al más dañino, aunque a mi modo de ver no lo hay peor, especialmente en España, que el de la apostasía general del pueblo y la oficial del Estado y sus instituciones, empezando por el rey y siguiendo por los distintos gobiernos. Reciente está su coronación, la primera en la historia de España sin Crucifijo, sin los Santos Evangelios, sin Juramento y sin Misa.

Quizá esos abandonos, además de motu propio, impuestos, le garanticen cierta permanencia en pago a su servil sometimiento, pero no auguran nada bueno a los españoles. Aún más reciente está el documento de prioridades presentado por España en el 69º Periodo de Sesiones de la Asamblea Plenaria de Naciones Unidas para conseguir un mísero y eventual puesto, en este caso de deshonor, en el Consejo de Seguridad. De deshonor, porque para conseguirlo ha tenido que hacerse patente nuestra condición de siervos del citado Orden Mundial. El cual exigió, entre otros, los siguientes compromisos incluidos en esas prioridades: 1º Impulsar el pleno disfrute de derechos de niñas y mujeres, especialmente los de salud sexual y reproductiva. Es decir, proporcionar una educación que esclavice de una vez por todas a jóvenes y mujeres, introduciendo la anticoncepción desde la edad núbil, esterilización, aborto libre, manipulación de embriones, reproducción asistida, promoción de la masturbación en la enseñanza obligatoria aunque los padres se opongan y el reconocimiento, con inscripción en el Registro Civil, de la gestación subrogada mediante vientres de alquiler en otros países. O sea, ni más ni menos que la legalización de la infame trata de blancas. 2º Promover el pleno disfrute y ejercicio de derechos de gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales, entre ellos el cambio de sexo, equiparación al matrimonio de sus uniones, y la adopción de niños inocentes a los que se marcará psicológicamente para siempre.

Respecto a este segundo compromiso, es curioso señalar que en tantos casos condenables, sí, y muy aireados cuando interesa, también, de pederastia que como se sabe, es el abuso y concúbito anti natura entre personas del mismo sexo, nunca se diga que los autores son siempre homosexuales, ¿hipocresía, mala conciencia quizá?, ¿cambiaran el diccionario a partir de ahora?. En cualquier caso, está claro que este brutal cambio que se quiere dar a nuestras tradiciones seculares, a nuestra forma de ser, a nuestras creencias, sólo podrá evitarse con la resistencia heroica del pueblo español, no admitiendo como corderillo la imposición, sino rechazándola estoica, firme y bravamente, para seguir siendo el pueblo que un día fue elegido por Dios para descubrir, conquistar y evangelizar un mundo nuevo. En el siglo XIX un ideólogo materialista llamado Karl Marx fundador del marxismo copió, e hizo famosa a base de repetir una y otra vez, la idea dicha anteriormente por su amigo y conmilitón Bruno Bauer, de que la religión era el opio del pueblo. Ahora, otros de la misma cuerda o parecidos, pero en el anonimato, se han dado cuenta del error. El opio de verdad es el sexo, por eso lejos de condenarlo le promocionan y pretenden con sus exigencias que la vieja adormidera y demás variantes de la drogodependencia actual le cedan la primacía, para introducirlo en dosis pornográficas masivas hasta en la sopa a través de los medios escritos y audio visuales conocidos.

A semejanza de la Roma imperial que entretenía y embrutecía al pueblo con el “panem et circenses”, ahora también se utiliza la misma fórmula para que la plebe no pase de ser un juguete roto, si bien con mucho más circo para compensar el poco pan que recibe. Es conocido que el Imperio Romano cayó con estrépito en el 476, fecha que dio fin a la Edad Antigua, derrotados por los que ellos llamaban bárbaros, pero no lo eran y no conocían el vicio, no estaban afeminados y no tenían miedo a la muerte. Un romano de la Galia llamado Salviano escribió en esas fechas “sola nos morum nostrorum vitia vicerunt” cuya traducción es “ la única causa de nuestra caída fue la inmoralidad”

Actualmente la inmoralidad se ha multiplicado hasta extremos jamás vistos ni siquiera imaginados, por lo que no es aventurado afirmar que no sólo acabe con una Edad para dar principio a otra como sucedió entonces, sino con el exterminio de la humanidad entera, corrompida por conductas no sólo desordenadas como dice el Catecismo, sino aberrantes y antinaturales. Anteriormente he mencionado la apostasía como el gran mal de nuestro tiempo. El gran Papa San Juan Pablo II que tanto quería a los españoles dijo que la muerte de Dios en el corazón y la vida de los hombres, es la muerte del hombre, la peor de las corrupciones. Para darnos cuenta de la verdad que encierran esas palabras no hay nada como mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta de lo envilecida que está nuestra sociedad. Perdido el norte, es decir la fe, anda dando tumbos de un lado para otro, sin más ilusión que la del dinero por el cual anda desatentada, dada al juego la parte pobre con la vana ilusión de dejar de serlo, y al robo la de los que tienen mucho y aún les parece poco. Y, ¿todo porqué? Por que hemos abandonado y renegado de Dios.

Nos han inducido a ello los poderes fácticos con sus cantos de sirena, es verdad, como también lo es que deseábamos deshacernos de su yugo suave y ligero, obnubilados por tantas promesas. Pronto, como a la no tan cándida, y a la postre infiel Lucía del Don Juan Tenorio, nos deslumbró el brillo del oro, vil metal que promete ¡a qué precio! la felicidad. Y sin darnos cuenta nos encontramos uncidos a otro yugo mucho más pesado y triste, del que no vemos la forma de salir. Todo a nuestro alrededor es mentira.

A cambio de una vana ilusión hemos perdido la verdadera libertad y somos esclavos de la codicia de poseer por lo menos más que los de nuestro alrededor. Si no reaccionamos, estaremos aherrojados para siempre a la desesperación por culpa de nuestra soberbia que nos impide reconocer con humildad ante Él nuestro fracaso. Y lo que es más importante, le demostramos nuestro arrepentimiento.

Te puede interesar

stem, mentor women, real work, stemtalentgirl, talentgirl, perfil, empoderamiento, mujer, mujeres, valladolid, burgos, mentorización, bachillerato, universitarias, licenciadas, burgos, fases, fase, stem, contextos reales, trabajo, alicia garcía, maría josé ingelmo, connectis, telefónica open future, open future, blanco, ruth blasco, centro nacional investigación, carme artigas, ciencia, tecnología, evolución humana,

‘Stem Talent Girl’ para el fomento entre las alumnas del talento y las vocaciones en las carreras de ciencias y tecnologías se inició el sábado en Valladolid

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades impulsa esta colaboración orientada a la promoción …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann