Home / Opinión / Colaboraciones / De aficiones y adicciones
redes sociales, hablar, ipad, ipod, ordenador, smartphone, silbido, tablet, playstation, whatsapp, ordenador, móvil, libro, jóvenes, lecture, lector, lectura, leer, iñigo lopez mendoza, marqués santillana, sem tob, carrión condes, carmen arroyo,
La lectura: de aficiones y adicciones

De aficiones y adicciones

“Nada hay tan importante como el saber. Ningún compañero mejor que el libro”. 

Son palabras que nos dejó el rabí don Sem Tob, nacido en Carrión de los Condes, cuna, también, de don Iñigo López de Mendoza, marqués de Santillana.

¿Qué diría hoy el rabí si comprobase cómo niños, jóvenes y mayores viven pendientes no de un libro sino del móvil, smartphone, táblet,  play station, iPad, iPod, ordenador… o están pendientes del silbidito que anuncia la entrada de un nuevo whatsApp que debe ser leído de inmediato y contestado sin tardanza…?

Hablar, hablar, hablar…Con alguien que está lejos, con amigos virtuales (los cercanos ¿dan guerra o son menos interesantes?) a quienes no conoceremos nunca, probablemente. ¡Ah, las redes sociales!

¿Qué tiene de positivo y cuánto de negativo la utilización correcta o compulsiva de toda esta tecnología?

Quizá, cada uno de nosotros debería plantearse si aún “domina en este campo” o, por el contrario es dependiente, con el alto riesgo que la palabra encierra.

Te puede interesar

mosca, discursos, julia otxoa, valentía, maría jesús prieto, colaboración, filosofía, emilio lledo, julia otxoa, belleza, incontestable belleza, belleza, ana pérez cañamares, cañamares, pelo, barba, kilos, solo, leer, vivir, mejor, libertares, virtudes, poderío, amar, agradecer, isabel garcía mellado, garcía mellado, mujeres, marta sanz, 37, literatura, filosofía, colaboración, versión, muñecas, caucho, maría jesús prieto, esperanza ortega, trapiello, jolgorio, dulzura, palabras, andrés trapillo, risa, arca, palabras, emily dickinson, mujeres, marta sanz, 37, literatura, filosofía, colaboración, versión, muñecas, caucho, maría jesús prieto, esperanza ortega,

‘Confesiones de una mosca’, Julia Otxoa

“Su seriedad asnal se extendía como masa de estiércol hacia nuestras narices, tan solo en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann