Home / Opinión / Colaboraciones / Ser mayor en el momento actual
asombro, concentración, resiliencia, pitágoras, luz, prueba, razón, antípodas, queda, todo queda, todo pasa, cerezos, nieve, valle, primavera, imaginarse, pregunando, caballos, cabriolas, luna, sol, luz, enroscada, cerezo, callejón, salidas, olores, sabores, infancia, callejón, salida, pirámide, oscuro, balzac, monstruosidad, tribu, costumbres, ángel de castro, valores, insistir, resistir, persistir, vida, violencia, justicia, libertad, igualdad, feminismo, tolerancia, chimenea, tierra campos, frío, cálido, abandono, desvarío, casa, cosas, puertas, guardar, adn, ventanas abiertas, ventanas, paisajes, proust, marcel proust, contemplar, casa, cosas, libros, cuarto baño, baño, amistad, camaradería, caracol, portugués, lorca, casa, cosas, dime, andas, quién eres, refrán, refranes, mayor, ser mayor, ángel de-castro, de castro, valladolid, centro día, centros día, actual, pasado, presente, futuro, ángel castro, ángel de-castro, colaboración, bolero ravel, ravel, caballero bonald, juventud, pasado presente, vivir, vida, aristóteles, horizonte, javier marías, marraja torres, viudas, mujeres, dolor, angustia, duelo, colaboración, opinión, vida,

Ser mayor en el momento actual

 

Me invitaron, no supe decir que no, y allá me fui con mis papeles a dar una charla a los mayores de los Centros de Día de Valladolid.

Y comencé por lo que me parecía, en la actualidad, más importante:

1.- Que tenemos que conquistar de nuevo la imagen que la sociedad actual nos ha robado, porque para algunos jóvenes, ejecutivos, yupis y periodistas, mal informados, incluidas algunas administraciones, somos la tercera edad, clases pasivas, carrozas y si ya has cumplido los 60 puedes leer algún titular que no es de recibo: una anciana de 60 años atropellada en la calzada.

2.- Ser mayor hoy, así, a bote pronto, puede asustar por la que está cayendo sobre los jubilados y pensionistas, que después de haber llegado hasta aquí con una pila de años a la espalda, hay que seguir cargando con responsabilidades de todo tipo: el copago (pero ¿cuántas veces hay que pagar?); los novísimos recortes de las pensiones (33.000 millones de euros en apenas 9 años); la carga de los hijos que no acaban de irse, o los que se han ido que están asfixiados con la hipoteca y hay que echarles una mano; y los nietos a quienes no les hace nada la propina porque necesitan mucho más.

No, no es tiempo para la lírica en el sentido de cantar milongas a la luna.

Pero aunque mal, muy mal… y el mal está hecho, habrá que enmendar la plana. Y esto nos permite seguir en la brecha, no arrojar la toalla, ser desprendidos y solidarios.

3.- Los invité a  una mirada-escucha para sabernos situar:

1.- Una mirada-escucha respetuosa a nuestros padres (nuestros antepasados, en general) y la mejor herencia que nos dejaron: sus valores, sus grandes lecciones.

Y puse el ejemplo de mis padres, lo más cercano y entrañable que he tenido en la vida, a modo de ejemplo para llevarlos a los suyos.

2.- Una mirada-escucha respetuosa a los jóvenes de hoy que nos ayudarán a situarnos en este mundo que se nos puede ir un tanto de las manos.

Podría haber hecho lo mismo con mis dos hijas, pero para no personalizar tanto, preferí que acudieran directamente a mirar a sus hijos y nietos destacando lo mejor de ellos y fijándose en los aspectos más positivos así como en sus nuevos valores.

3.- Una mirada-escucha a los avances de la ciencia sobre el envejecimiento activo.

Y les conté la fábula de Esopo de “El Anciano y la Muerte”, que vale más que mil discursos.

Un día, un Anciano, después de cortar leña, la cargó a su espalda, sin embargo, el camino que le quedaba por regresar, era muy largo, y fatigado por la caminata, soltó la carga y llamó a la Muerte. Al oír su llamada, ésta le pregunta: – ¿Para qué me llamas? A lo que el Anciano contestó: – Para que me ayudes a cargar la leña.

 El resto fue la lección que aprendí y he ido ampliando,  y en cuanto puedo la suelto, sobre el envejecimiento activo; sobre la belleza y sentido de todas las edades de la vida, al igual que las estaciones del año; que estar haciéndose mayor es preferible a ser mayor, puesto que queda mucho camino que recorrer; y que aún es tiempo de crecer, de amar, de luchar, de disfrutar,  de reivindicar, de solidarizarse, de viajar, de apoyar, de seguir activos y comprometidos, de continuar escribiendo más páginas de la propia biografía y, sobre todo, vivirlas”.

Te puede interesar

castilla y león, regulación, gerocultor, habilitación, habilitación laboral, habilitación profesional, servicios sociales, ayuda domicilio, cuidador profesional, familia, consejería familia, comparecencia, cortes, castilla y león, alicia garcía, españa, dependencia, ley dependencia, consejería familia, familia e igualdad oportunidades, violencia género, genero, juventud, infancia, discapacidad, jcyl, junta castilla y león,

La Junta regula el procedimiento de obtención de las habilitaciones provisionales y excepcionales para trabajadores de ayuda a domicilio, gerocultor y cuidador

Esta regulación deriva del compromiso de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades tras …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann