Home / Opinión / Colaboraciones / La agonía griega
españa, unión europea, hipocresía, comunidad, caretas, fuera, necedad, remedios, remedios mortales, acaba, truco o trato, truco, trato, griego, grecia, dios, constitución, creador, verdadero, egipcio, éxodo, biblia, castellano, español, estados, economía, Hay un cantar muy popular en España cuya letra dice que al sol le llaman Lorenzo y a la luna Catalina, mitos, De mitos y trujamanes, colonizar, hernán cortés, historia, españa, antigüedad, isabelino, evolución, evolución humana, human evolution, timador, timadores, aforados, pelanas, corrupción, dios, desmanes, hacienda, justicia, opinión, colaboración, colaboradores, isabelino ruiz del-valle, isabelino ruiz, ruiz del-valle, isabelino, gaceta castilla león, opinión, cultural, culture, bible, biblia, pensar, think, to think or not to think, fidelidad, hidalgos, intercesores, clérigos, plebe, Hay un cantar muy popular en España cuya letra dice que al sol le llaman Lorenzo y a la luna Catalina, mitos, De mitos y trujamanes, colonizar, hernán cortés, historia, españa, antigüedad, isabelino, evolución, evolución humana, human evolution, timador, timadores, aforados, pelanas, corrupción, dios, desmanes, hacienda, justicia, opinión, colaboración, colaboradores, isabelino ruiz del-valle, isabelino ruiz, ruiz del-valle, isabelino, gaceta castilla león, opinión, cultural, culture, bible, biblia, pensar, think, to think or not to think, fidelidad, hidalgos, intercesores, clérigos, plebe,

La agonía griega

Recientemente hemos asistido un tanto inquietos por las consecuencias negativas que pudieran afectarnos por el hundimiento económico y político de una nación, hoy del montón, sin peso en la política mundial, pero con un pasado tan importante que sin él nada sería igual en el mundo civilizado. Como era previsible si hacemos caso a la experiencia, se ha cumplido la máxima de que en río revuelto hay ganancia de pescadores, lo cual supone también pérdidas seguras para los despistados y apocados y, ese precisamente ha sido el caso. Es conveniente reflexionar sobre cómo el tiempo cuando no se sabe aprovechar, acaba con lo más noble y valioso que puede hacer el hombre, criatura inteligente pero frágil, siempre expuesta a dejarse llevar por la soberbia y por la envidia. Grecia y los griegos así nos lo hacen ver.

En efecto, la Historia nos enseña que nada hubo más trascendental para la humanidad que la invención de la agricultura en la Edad Neolítica, siendo en el poblado griego de Nea Nicomedeia donde se encontraron pruebas de la existencia de los primeros campesinos. Sabido es que el Neolítico trajo consigo la navegación, el transporte, la tracción animal, la rueda, el trabajo del sílex y de la piedra, el intercambio comercial y muchas más cosas. Su proyección a Europa se hizo a través de Tracia y Macedonia, y al Mediterráneo por la transmisión marítima procedente también de Grecia. Grecia dio al mundo hombres de la categoría de Hesíodo, Pitágoras, Herodoto, Tales de Mileto, Heráclito, Homero, Licurgo, Solón, Pisístrato, Temístocles, Pericles, Sócrates, Platón, Aristóteles, Esquilo, Hipócrates, Demóstenes, Tucídides, Sófocles, Arquímedes, Epaminondas, Alejandro y tantos y tantos otros que harían esta lista interminable.

Se sabe que los ateniense en tiempos de Pisístrato hicieron de la necesidad virtud y vencieron la racanería de su tierra con obras de irrigación y desarrollaron una industria artesanal para poder exportar y sobrevivir. A pesar de estas cualidades y de tantos grandes personajes, Grecia fue decayendo por razones que explican su hundimiento paulatino y que perduran en buena medida al día de hoy con el resultado que todos conocemos. Esas razones son principalmente considerar el trabajo como una deshonra y el ocio como la más noble actividad. Una prueba de lo anterior la encontramos en una comedia de Aristófanes donde un personaje pregunta a otro, “pero el trabajo, ¿quién lo hace? Y otro le responde, “los esclavos por supuesto”.

El rasgo fundamental y permanente de los griegos fue el individualismo y la ociosidad, extremos que les llevó al vicio y a discriminar a todo aquel que no fuera ciudadano, dividiendo al resto de la población en metecos, libertos y esclavos, y más tarde a la desunión entre las distintas ciudades estado, provocando con ello la ruina de Grecia a pesar de haber creado ésta una civilización tan brillante, gracias, hay que decirlo, a la religión y lengua común a todos. ¡Cuántas coincidencias con España y cuánto debiéramos aprender de ellas. Con el paso del tiempo la situación se fue agravando apareciendo la corrupción, la demagogia y el populismo engañador. Atrapados en esa maraña, perdido el respeto propio e internacional a su grandiosa contribución al progreso de la humanidad, al día de hoy se han convertido todos en esclavos morales, y de hecho, de quien les da, a falta de trabajo y dignidad, las migajas de una miserable subsistencia para que no levanten nunca la cabeza y vayan vendiendo poco a poco su territorio.

Aparentemente todos los países miembros del euro grupo han tenido no sólo por solidaridad, sino por estar así establecido, que aportar la cuota correspondiente para el rescate económico de Grecia. Sin embargo sólo unos pocos, por no decir solamente uno para vergüenza de los demás que con su silencio hacen patente su condición de simples acólitos, va a rentabilizar con creces su “generosa” aportación. Hablo de Alemania, la nación que más admiración ha sentido tradicionalmente por la civilización griega (hay cariños que matan) Una admiración que ha desembocado en unas ansias irrefrenables por aprovechar la ocasión que ofrece la coyuntura actual de apoderarse de todo lo que pueda a precio de ganga.

De momento se ha quedado con la gestión económica de los catorce aeropuertos más importantes, modernos y lucrativos del país heleno, que funcionan muy bien, con pingües ganancias dicho sea en honor a la verdad, situados todos ellos en los puntos neurálgicos del turismo griego. Y de paso, como si no quiere la cosa, por la compra de las islas más idílicas del archipiélago a precio de barato, barato. Todo ello con la recuperación, por supuesto, de su dinero con los intereses de rigor que no es pequeño. Como podemos ver, es la esclavitud que vuelve si es que alguna vez se fue.

Esta cuestión afecta directamente a España y debiera preocupar grandemente a nuestros gobernantes a los que hay que pedir menos vasallaje y más dignidad y talento para defender nuestros intereses. Ya que no hacemos negocio con nuestros sucesivos préstamos que cada vez están más lejos de ser recuperados, dejemos de hacer la pelota a los poderosos yendo espiritados como corderillos asustados con las palabras del profeta Samuel en la boca, “manda, Señor, que tu siervo escucha”. Es muy triste para los españoles verles hacer el ridículo en el plano internacional en lugar de aplicarse con diligencia en la defensa de lo nuestro. A no tardar, si no espabilan, tanto mallorquines como canarios verán desfilar a los alemanes por última vez camino del paraíso griego que tan poco les ha costado conquistar, con un escueto y desagradecido, auf wiedersehen.

Los gobernantes y políticos españoles, en general, jamás justificarán su cobardía a la hora de defender la integridad de España frente a los separatistas con las cuatro palabras a favor de la unidad de nuestra nación que han recibido en Europa. Palabras que el viento se  llevará a la primera ocasión junto a las palmaditas protocolarias que las acompañaron. Los españoles no olvidarán nunca, ni el tiempo borrará, el precio pagado por ellas, precio disfrazado de buenismo humanitario e hipócrita al que se han apuntado todos los demagogos que viven de la política. Por eso España tiene que acoger a la fuerza, sin tener medios para ello,  a miles de refugiados que quieren estar en Alemania y otros países ricos, pero que éstos como son tan solidarios, rechazan frontal o sibilinamente además de lavarse las manos cuando a nosotros nos desbordan desde hace años las oleadas de africanos. Es lo que pasa cuando no se tienen principios, ni se cree en ellos, ni se saben defender.

Te puede interesar

castilla y león, regulación, gerocultor, habilitación, habilitación laboral, habilitación profesional, servicios sociales, ayuda domicilio, cuidador profesional, familia, consejería familia, comparecencia, cortes, castilla y león, alicia garcía, españa, dependencia, ley dependencia, consejería familia, familia e igualdad oportunidades, violencia género, genero, juventud, infancia, discapacidad, jcyl, junta castilla y león,

La Junta regula el procedimiento de obtención de las habilitaciones provisionales y excepcionales para trabajadores de ayuda a domicilio, gerocultor y cuidador

Esta regulación deriva del compromiso de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades tras …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann