Home / Opinión / Colaboraciones / Truco o trato
españa, unión europea, hipocresía, comunidad, caretas, fuera, necedad, remedios, remedios mortales, acaba, truco o trato, truco, trato, griego, grecia, dios, constitución, creador, verdadero, egipcio, éxodo, biblia, castellano, español, estados, economía, Hay un cantar muy popular en España cuya letra dice que al sol le llaman Lorenzo y a la luna Catalina, mitos, De mitos y trujamanes, colonizar, hernán cortés, historia, españa, antigüedad, isabelino, evolución, evolución humana, human evolution, timador, timadores, aforados, pelanas, corrupción, dios, desmanes, hacienda, justicia, opinión, colaboración, colaboradores, isabelino ruiz del-valle, isabelino ruiz, ruiz del-valle, isabelino, gaceta castilla león, opinión, cultural, culture, bible, biblia, pensar, think, to think or not to think, fidelidad, hidalgos, intercesores, clérigos, plebe, Hay un cantar muy popular en España cuya letra dice que al sol le llaman Lorenzo y a la luna Catalina, mitos, De mitos y trujamanes, colonizar, hernán cortés, historia, españa, antigüedad, isabelino, evolución, evolución humana, human evolution, timador, timadores, aforados, pelanas, corrupción, dios, desmanes, hacienda, justicia, opinión, colaboración, colaboradores, isabelino ruiz del-valle, isabelino ruiz, ruiz del-valle, isabelino, gaceta castilla león, opinión, cultural, culture, bible, biblia, pensar, think, to think or not to think, fidelidad, hidalgos, intercesores, clérigos, plebe,

Truco o trato

 Aunque sea a toro pasado, quiero escribir lo que pienso acerca del Halloween ese que año tras año sale con más fuerza a nuestras calles, plazas y centros de diversión públicos y privados, bajo el impulso soberano y todo poderoso que promueven al unísono un mercado con apetito voraz de beneficios y la decadencia acelerada de nuestro sistema educativo. Es evidente el interés que hay por fomentar en España esta “fiesta” que va en detrimento de nuestras costumbres cristianas. Hollar impúdicamente el respeto debido a los difuntos es una gracia con poca gracia y menos aún cuando se hace con el despliegue a bombo y platillo de todas las televisiones nacionales y con la colaboración “desinteresada” de Escuelas Públicas y Colegios Concertados. Parece como si nos hubiéramos vuelto todos locos, pero no es así.

El uso masivo y sostenido de las armas pacíficas más poderosas que hay en la actualidad, la educación como fin en sí mismo y la televisión como medio por ser el más poderoso para captar voluntades, delatan el interés extremo por banalizar a cualquier precio nuestras vidas y hacerlas permeables al relativismo y al laicismo imperantes en las alturas de la política que se hace hoy en día. Para decirlo claramente, no importa lo que siempre haya pensado el pueblo, lo que verdaderamente interesa es lo que “ellos” quieren que el pueblo piense. Para conseguirlo hay que comprar voluntades para despojarle de la tradición y de todo lo que le hace noble, como es su religión y los valores que conlleva. Objetivos que por desgracia suelen conseguirse tirando de talonario y dando a elegir entre el truco de la amenaza y el trato de la subvención. Y en esas están con la colaboración y anuencia de los tontos útiles, el silencio de la Jerarquía y de los que quieren una religión a la carta que tranquilice sus conciencias.

En este advenedizo, insulso, pesado y descreído Halloween, se juega, principal y taimadamente con los más débiles y por eso mismo necesitados de protección como son los niños. Es en la edad infantil donde la imaginación ocupa el primer lugar en la vida de los peques pues todavía son incapaces de razonar. De ahí que sea el estadio ideal para manipular las mentes, aún inocentes y sensibles, de quienes con el paso del tiempo conformarán la sociedad. Una sociedad que para nuestra desgracia no será una sociedad espontánea y libre, sino una sociedad pagana dirigida por, y a la medida, del Poder Mundial que paso a paso se está consolidando sin retorno posible a la nostalgia, con nuestra apatía y mal vivir.

Con el pretexto de que hay que respetar las manifestaciones, de otras culturas claro, no de la nuestra, estamos perdiendo nuestra identidad, la que nos hizo no sólo diferentes, sino únicos. Para satisfacer y guiar la vida imaginara de los niños y asegurar al mismo tiempo la conservación y mejora de nuestras tradiciones, nuestros educadores deberían buscar inspiración en cualquier cosa, menos en las que sean ajenas a nuestra idiosincrasia. Por supuesto siempre que quieran trabajar y ser fieles al legado impagable de nuestros mayores y antepasados. Como no es así, el resultado está a la vista. Desinterés, fracaso escolar, desconocimiento absoluto de nuestra historia y de nuestra lengua, vagancia, individualismo y viva el carnaval. Luego, en un intento por conseguir lo que no aprenden en el horario escolar, se les carga en demasía con deberes para casa como si los padres fueran todos licenciados, provocando con ello el hastío pernicioso de los alumnos y el cabreo de los padres. Es un hecho que la primera socialización de las personas comienza en la infancia con los juegos, por eso estos han de ser al tiempo divertidos y educativos. Buscar la socialización bajo la mentira de los disfraces es ya la negación perversa de la vida en común y de la solidaridad. El engaño es el mayor enemigo de la verdad, con él se cometen toda clase de desmanes porque es intrínsicamente malo. ¿Es esta la educación que queremos? ¿Acaso no tenemos un extenso repertorio de juegos autóctonos y tradiciones populares para todos los gustos en el ubérrimo patrimonio cultural de nuestra patria, para divertir y formar física y espiritualmente, bien individual como colectivamente en grupos de cualquier tamaño, todos los días del año y en todas las estaciones del mismo?

No quiero sacar los colores a nadie, pero ahí están y en los libros descritos detalladamente un sinfín de juegos a cual mejor, con canciones o sin ellas. Entre ellos citaré alguno de los más populares: El de los alfileres o benis. El aro. Los bolos. El burro. Las canicas o las bolas o el gua. Las chapas, Las chinas o piedrecitas. El clavo o la lima o roba terrenos. La comba o la soga o el saltador. Las comiditas o cacharritos o cocinitas. Contar cuentos. El corro o rueda. Las cuatro esquinas. La cuna o los nudos o las cunitas. El diábolo. Los disparates. El escondite. La gallinita ciega. La goma. El látigo. Las muñecas. El pañuelo. El pase misí. La pelota. La peonza. La pídola o correcalles. Las prendas o Antón pirulero. Los recortables o libros de muñecas. El rescatao o rescate o rescate libre. Las tabas. Los tesoros. Las tiendas. Tres navíos en el mar. El truque, conocido desde la antigua Grecia y la Roma imperial, con sus cerca de veinte variedades. El veo, veo. Los zancos, etc. etc. Cualquiera de ellos es mejor, más divertido, más formativo, más barato, es nuestro y sirve para socializar mejor que con la tontería del Halloween. Claro que si lo que queremos es que todo el año sea carnaval… así nos lucirá el pelo. Recuerdo que aún no hace tantos años, nuestros escolares pugnaban por salir el Día del Domund con la correspondiente hucha a pedir para las Misiones. Tenían a gala recaudar fondos para que los misioneros pudieran ayudar, tanto a evangelizar, como a que los más necesitados del llamado tercer mundo pudieran vivir felices en su tierra con los adelantos que nosotros disfrutábamos. Algo estamos haciendo mal cuando ahora sólo piensan los educandos en pedir para ellos mismos, pues no saben ni quieren saber qué cosa es la solidaridad y son caprichosos y egoístas. Los poderes públicos están haciendo con los niños, mientras los padres miran para otra parte, lo que más les conviene.

Con Halloween y su disfraz y al son insolente, atrabiliario y bandoleril del truco o trato, les enseñan a ser pequeños monstruitos hoy, para ser esclavos mañana. Decía Jorge Manrique en las Coplas por la muerte de su padre, verdades eternas con palabras por demás sencillas. Suyos son estos versos, aleccionadores para la ocasión: “el vivir que es perdurable / no se gana con estados / mundanales, / ni con vida delectable / donde moran los pecados / infernales; / mas lo buenos religiosos / gánanlo con oraciones / y con lloros; / los caballeros famosos, / con trabajos y aflicciones / contra moros. Pongámonos en el lugar que por nuestra condición y profesión actual nos correspondería ocupar en las Coplas si se escribiesen ahora y pensemos cómo deberíamos actuar para alcanzar ese vivir perdurable.

Te puede interesar

stem, mentor women, real work, stemtalentgirl, talentgirl, perfil, empoderamiento, mujer, mujeres, valladolid, burgos, mentorización, bachillerato, universitarias, licenciadas, burgos, fases, fase, stem, contextos reales, trabajo, alicia garcía, maría josé ingelmo, connectis, telefónica open future, open future, blanco, ruth blasco, centro nacional investigación, carme artigas, ciencia, tecnología, evolución humana,

‘Stem Talent Girl’ para el fomento entre las alumnas del talento y las vocaciones en las carreras de ciencias y tecnologías se inició el sábado en Valladolid

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades impulsa esta colaboración orientada a la promoción …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann