Home / Opinión / Colaboraciones / De árboles, mitos, dioses y leyendas
carmen arroyo, lectura, recompensa, colaboración, colaboraciones, leer, carmen arroyo, colaboración, dolor, judios, holocausto, caparrós, zygielbojm, baily telegraph, hitler, silencio, carmen arroyo, refranes, educación refranes, educación, formación, cultura, tradición, carmen arroyo, education, child, youth, cortesía, costumbres, emperador, chino, fest, travel

De árboles, mitos, dioses y leyendas

Posiblemente, si nos preguntan qué sabemos de mitos o leyendas, los nombres de Edipo, Hércules, Afrodita y otros muchos vienen a nuestra mente. Pero, quizá, no hayamos caído en la cuenta de que la cultura clásica no es la única en la que hunde sus raíces la cultura europea. Las creencias de los bárbaros, que nos llegaron desde el Norte de Europa, forman parte de ese legado. Celtas y Nórdicos con sus mitos y leyendas han acompañado nuestra niñez. ¿Cómo?, basta recordar los cuentos infantiles (cuentos europeos)…El caballero que salva a la doncella de un terrible dragón, el tesoro que un gnomo ayuda a encontrar a un pobre y caritativo labrador que le guardaba parte de su escasa comida, las hadas que dejan sus  dones a la princesita recién nacida y la bruja que le anuncia la muerte en forma de sueño hasta que un príncipe la despierte con un beso…Sí, aquellos cuentos mágicos que nos contaron una y mil veces, y que luego leímos, de elfos,  ninfas que habitaban fuentes encantadas…Toda la fantasía y la belleza que encierran estas narraciones, leyendas, mitos pasaron a formar nuestro particular tesoro retenido en la memoria, tienen su origen en los pueblos del Norte.

Estamos en mayo, mes por excelencia para cantarle al amor (recordemos el romance del prisionero). Hasta hace pocos años muchas tradiciones se conservaban en los pueblos, y no hablo de siglos, no. En 1963 en los pueblos de la montaña palentina aún se “plantaba” o pinaba el mayo” en la plaza. Un tronco de altura y buen porte, árbol que los mozos habían elegido y cortado y en cuya altura se colocaba una sorpresa, algo que valía la pena intentar coger subiendo hasta arriba  y demostrando ante la joven elegida la valentía del enamorado, o las enramadas en la ventana donde dormía la dueña de su corazón. Y qué decir de las danzas en las que se “trenzaban y destrenzaban” cintas de hermosos colores que cada bailarín o danzante agarraba de la mano mientras al son de la música los pies y brazos se movían con buen ritmo y habilidad hasta formar una maraña o nudo que con el mismo salero era deshecho hasta quedar liberada cada cinta…

   El abandono de los pueblos buscando mejores servicios en las ciudades ha hecho que estén despoblados y que mucho de lo que llamamos cultura popular haya quedado en el recuerdo de los mayores que poco a poco nos dejan. No hay nada nuevo bajo el sol se dice.

    ¿De dónde nos llegan estas costumbres o tradiciones? Pues, simplemente de los pueblos del Norte. Cuando Carlomagno -año 772- conquistó la ciudad de Eresburg, ordenó destruir una gran tronco situado en un emplazamiento muy especial y que tenía una misión simbólica, la de unir cielo y tierra. Los árboles ocupaban  en aquellas zonas un lugar muy especial y eran considerados “sagrados”. En torno a ellos, dentro del bosque, se celebraban ceremonias religiosas. Por eso ningún germano-escandinavo cortará un árbol salvo que sea absolutamente necesario y, antes, le dedicará una ofrenda mientras le pide perdón al espíritu del árbol.

      Tal vez las festividades y danzas con cintas que se celebran por mayo en estos países europeos alrededor de un gran tronco sean hermanas de alguna de las danzas castellanas, más bien, predecesoras.

   El fresno era el árbol religioso o mágico por excelencia. La costumbre de poner el abeto en Navidad, y que quizá pensábamos original de EEUU, en realidad, fue llevada a América por emigrantes del Norte. Una tradición adoptada ya en muchos lugares del mundo con distintos nombres.

   No queda espacio para más. Prometo, en el próximo número, hablarles de una curiosa leyenda, invención, o realidad para quienes están convencidos de ello, que bajo el nombre de La Santa Compaña campa en días de difuntos por tierras de meigas, allá en Galicia.

Te puede interesar

certificado discapacidad, discapacidad, cyl, jcyl, cyl, discapacidad intelectual, discapacidad visual, discapacidad física, discapacidad auditiva, enfermedad mental, rural, consejería familia, igualdad oportunidades, discapacidad, discapacidad intelectual, formación, cocemfe, once, fundación once, cooperación internacional, discapacidad, desarrollo inclusivo, inclusión, cooperación internacional, hongos, decid, cooperación

Las personas que ya tengan reconocido por la Junta un grado de discapacidad pueden obtener su certificado de discapacidad por internet

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha habilitado esta posibilidad a través del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann