Home / Opinión / Colaboraciones / Las cosas como eran – Esperanza Ortega
agradecer, isabel garcía mellado, garcía mellado, mujeres, marta sanz, 37, literatura, filosofía, colaboración, versión, muñecas, caucho, maría jesús prieto, esperanza ortega, trapiello, jolgorio, dulzura, palabras, andrés trapillo, risa, arca, palabras, emily dickinson, mujeres, marta sanz, 37, literatura, filosofía, colaboración, versión, muñecas, caucho, maría jesús prieto, esperanza ortega,

Las cosas como eran – Esperanza Ortega

“Ahora esos nombres suenan un poco ridículos, pero así se llamaban: Juanín, Cayetana, Mari Cris y Panchito. Eran los cuatro muñecos que había heredado de mis hermanas. Los nombres no se podían cambiar, eran suyos como su ropa y sus escasas pertenencias: el armarito con pequeñas perchas de madera y un botiquín de enfermería, con jeringuilla para las inyecciones y termómetro para tomar la fiebre. Todo lo suyo databa de un tiempo anterior a mi uso de razón, antes de que mis hermanas hubieran terminado de crecer. A mí me regalaron muchísimos muñecos de goma, pero estos cuatro son los que ahora recuerdo con más cariño. Juanín, Cayetana y Mari Cris eran de caucho y a pesar de todo gozaban de un perfecto estado. No tenían ni un desconchón.”

Y así, tan suavemente, Esperanza Ortega nos transporta a la lejana infancia. En las manos, la finura de los muñecos de goma; en el semblante la felicidad de los juegos sin prisa en un tiempo inmóvil. La eternidad infantil sin otra obligación que la de jugar para seguir creciendo. Todo vale en este aprendizaje: colores, texturas, voces recién estrenadas, palabras, frases e historias familiares, anteriores a la propia existencia, que suenan a sugestivos cuentos.

Entonces, cerca de las 2:00, una voz imperiosa rompe el encanto y apremia: “¡manos lavadas antes de comer! A regañadientes dejamos el libro y apresuramos a los canijos, aún ensimismados en la consola. Cuidan diariamente su nueva granja de animales: En su semblante la felicidad de los juegos sin prisa… ¿Cómo no vislumbrar las muñecas de caucho en su nueva versión?

Te puede interesar

retazos navideños, navideños, navidad, castilla y león, gaceta, alepo, siria, silencio, fantasía, carmen quintanilla, quintanilla buey, besos, beso, suelo, perjuicios, quicio, espejuelo, espejuelos, amor loco, encanto, fin, labios, entonces, amor, entonces, carmen quintanilla-buey, carmen quintanilla, quintanilla buey, minuto, poesía, poeta, colaboración, gaceta castilla-león, gaceta castilla t

RETAZOS NAVIDEÑOS

Llego a mi portal, y encuentro un negrito, carne de azabache, piel como la seda, le …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann