Home / Opinión / Colaboraciones / LA GENEROSIDAD DE LOS CEREZOS
cerezos, nieve, valle, primavera, imaginarse, pregunando, caballos, cabriolas, luna, sol, luz, enroscada, cerezo, callejón, salidas, olores, sabores, infancia, callejón, salida, pirámide, oscuro, balzac, monstruosidad, tribu, costumbres, ángel de castro, valores, insistir, resistir, persistir, vida, violencia, justicia, libertad, igualdad, feminismo, tolerancia, chimenea, tierra campos, frío, cálido, abandono, desvarío, casa, cosas, puertas, guardar, adn, ventanas abiertas, ventanas, paisajes, proust, marcel proust, contemplar, casa, cosas, libros, cuarto baño, baño, amistad, camaradería, caracol, portugués, lorca, casa, cosas, dime, andas, quién eres, refrán, refranes, mayor, ser mayor, ángel de-castro, de castro, valladolid, centro día, centros día, actual, pasado, presente, futuro, ángel castro, ángel de-castro, colaboración, bolero ravel, ravel, caballero bonald, juventud, pasado presente, vivir, vida, aristóteles, horizonte, javier marías, marraja torres, viudas, mujeres, dolor, angustia, duelo, colaboración, opinión, vida,

LA GENEROSIDAD DE LOS CEREZOS

Los cerezos llenan de nieve el valle los primeros días de primavera y dan cerezas en abundancia sin preocuparse si vienen o no vienen a cogerlas.

Las abejas producen la mejor miel que pudiera imaginarse y no se las ve por las esquinas pregonando con altanería y altavoces su producto.

No hay fidelidad y gratitud mayores que las de los perros de compañía y no lo publican ni se suben por las paredes por tan hermosas virtudes.

Pasan en silencio acequias, canales y ríos regando los sembrados sin cacarear a nadie el milagro de la primavera y de todos los veranos.

Después de hacer las cabriolas más inverosímiles algunos caballos dormitan cual pacíficos burgueses, como el caracol pacífico y burgués de la vereda de Lorca, en  la mansedumbre de las cuadras, sin darse importancia alguna.

Los nidos de los pájaros más humildes destacan por su maestría, ásperos por fuera y suaves y mullidos por dentro. Una obra de artesanía donde mirarse y contemplar el arte de lo bello y lo bien hecho.

Los cantos rodados desde su mudez lanzan el mayor de los gritos de la perfección, y las rosas nos ofrecen la belleza más acabada. Así las canta Luis Pastor en el bellísimo poema de José Saramago, Alzo una rosa: “Como no hace la luna ni el sol puede: / 
serpiente de luz ardiente y enroscada”.

¿Quién supera el sabor de cielo y casi cercano al éxtasis de unas gambas de Huelva a la plancha, un helado de nata y fresa en pleno verano, una raja de melón de marca, unas paraguayas en su punto y tantos y tantos manjares de aquí y de allá?

¿Cómo sacar pecho ante la inmensidad del universo: cuatrocientos mil millones de galaxias y en cada galaxia cuatrocientos mil millones de estrellas, sin  que se nos baje la moral a los pies ante tanto derroche de luz y tan inabarcable para la mente humana?

¿Quién que oyera una sola vez a Bárbara Hendricks no da lo que le pidan por oírla más veces y del mismo modo el saxo de Coltrane o de Pedro Iturralde o la guitarra de Paco de Lucía o de Raúl Olivar, éste hace unas  noches en Tudela de Duero…, por poner solo los primeros ejemplos que me han venido a la mente.

Ahora bien, en el lado oscuro de la vida caen rayos y centellas y agua infernal que destrozan todo a su paso, para minutos después lucir un sol espléndido y un cielo limpísimo y como que no ha pasado nada. ¿La naturaleza sabia? De eso nada, ni madre ni maestra, con frecuencia madrastra y mala compañera.

Y puestos, que alguien me explique la crueldad de todas las guerras juntas, el asesinato espantoso de los talibanes y la muerte de tantos inocentes por el solo hecho de pasar por un lugar no adecuado o porque la madrastra naturaleza se los ha llevado de calle…

Pero esta mañana he visto a una docena de padres en la piscina enseñando a nadar a sus hijos entre dos y tres años y la alegría de las niñas y los gritos de los niños me han alegrado la mañana y me han reconciliado con la armonía y la felicidad de este planeta, antes desayuné melón y paraguayas para completarlo.

Te puede interesar

india, viaje, predif, unesco, india, viaje, pablo pascual, violencia, violencia género, cermi, cermi, mujer, discapacidad, congreso, premios once, fundación once,india, viaje, predif, unesco, india, viaje, pablo pascual, violencia, violencia género, cermi, cermi, mujer, discapacidad, congreso, premios once, fundación once,

La Junta da un nuevo paso para facilitar la participación de las personas con discapacidad en itinerarios de inserción laboral con subvenciones de 1,5 millones de euros para apoyos a vivienda y a la vida independiente

Podrán ser beneficiarias de estas subvenciones las entidades sin ánimo de lucro que estén llevando …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann