Home / Opinión / Colaboraciones / Caretas fuera
españa, unión europea, hipocresía, comunidad, caretas, fuera, necedad, remedios, remedios mortales, acaba, truco o trato, truco, trato, griego, grecia, dios, constitución, creador, verdadero, egipcio, éxodo, biblia, castellano, español, estados, economía, Hay un cantar muy popular en España cuya letra dice que al sol le llaman Lorenzo y a la luna Catalina, mitos, De mitos y trujamanes, colonizar, hernán cortés, historia, españa, antigüedad, isabelino, evolución, evolución humana, human evolution, timador, timadores, aforados, pelanas, corrupción, dios, desmanes, hacienda, justicia, opinión, colaboración, colaboradores, isabelino ruiz del-valle, isabelino ruiz, ruiz del-valle, isabelino, gaceta castilla león, opinión, cultural, culture, bible, biblia, pensar, think, to think or not to think, fidelidad, hidalgos, intercesores, clérigos, plebe, Hay un cantar muy popular en España cuya letra dice que al sol le llaman Lorenzo y a la luna Catalina, mitos, De mitos y trujamanes, colonizar, hernán cortés, historia, españa, antigüedad, isabelino, evolución, evolución humana, human evolution, timador, timadores, aforados, pelanas, corrupción, dios, desmanes, hacienda, justicia, opinión, colaboración, colaboradores, isabelino ruiz del-valle, isabelino ruiz, ruiz del-valle, isabelino, gaceta castilla león, opinión, cultural, culture, bible, biblia, pensar, think, to think or not to think, fidelidad, hidalgos, intercesores, clérigos, plebe,

Caretas fuera

Cabe suponer que al menos desde que los griegos inventaron el teatro, es conocida la máscara o careta de cartón o de otro material, artilugio que en esa época usaban los actores para ahuecar la voz e interpretar los distintos personajes de la obra o ficción teatral que representaban. Hoy día a pesar de los adelantos, la máscara o careta sigue estando de actualidad porque ha encontrado en los carnavales un nuevo lugar donde manifestar la conveniencia de su uso entre los participantes, ya que pueden guardar su identidad sin ser reconocidos. Si bien, es en la política donde ha alcanzado el cénit de su utilidad, pues ni a uno sólo de los políticos se le ocurre en ningún momento aparecer sin ella. Desde el más viejo zorro de la política hasta el más tierno alevín de la fauna que aspira a servirnos, cobrando como es natural, ninguno de ellos carece de una o mil caretas al uso y ocasión.

Recientemente estamos asistiendo a lo que algunos han dado en llamar histeria anti Trump, que no deja de sorprender a los que de verdad, sea cual sea el resultado electoral, aceptan la voluntad popular expresada democráticamente. Es costumbre en las naciones civilizadas esperar un tiempo antes de juzgar al ganador para hacerlo con conocimiento de causa, norma que en este caso ha sido olímpicamente despreciada. Resulta curioso que los mismos palmeros que aplaudieron hasta con las orejas la concesión del Nobel de la Paz a su antecesor Obama nada más ser elegido presidente sin que materialmente hubiera podido, ni siquiera intentado, hacer nada, ahora critiquen ferozmente a Trump simplemente por palabras que puede llevárselas el viento o no, eso está por ver. Más que extrañar, escandaliza que el alabado Obama, después de ocho años en el cargo se haya ido tan pancho con el Nobel en su bolsillo sin crítica alguna, cuando ha dejado a su partido fuera del poder y los problemas  que encontró como estaban cuando llegó. Entre otros el de Guantánamo, irredento, ilegal y desafiante; el muro en la frontera con Méjico construido por su partido intacto y en el mismo sitio con sus más de mil kms; los soldados, tanques, cohetes, armada, aviones y arsenal nuclear donde solían, es decir, repartido por todas partes. ¿Porqué será?

Para todos los que pensaban que Estados Unidos era el paraíso de la democracia ha sido una sorpresa la reacción antidemocrática de los perdedores y de los medios afines de comunicación. Pero en el fondo, a lo que estamos asistiendo es a la constatación de la decadencia acelerada del llamado menos malo de los sistemas de gobierno, precisamente hasta en el último reducto donde podría producirse por su arraigada tradición y poderío. El hecho de no respetar el resultado de las urnas es de una gravedad evidente. Significa por una parte la agonía de un sistema, paraíso de los políticos, ideado para engañar al pueblo. Por otra, el auge imparable de un nuevo totalitarismo aún sin definir por falta de elementos demostrativos fiables, si bien por el momento con tendencia irrefrenable a lo que el vulgo dice de la cabra: que ésta siempre tira al monte. 

Sin embargo han quedado claras dos cosas: en primer lugar los que se autodenominan demócratas no lo son en absoluto, en segundo y contra toda lógica siguen arrogándose la potestad de decir quienes pueden serlo y quienes no, ya que no hay más verdad que la suya. Sin duda, entre sus muchas lagunas políticas, culturales, religiosas y morales, está el desconocimiento de lo que es la verdad.  Antonio Machado dejó una frase, célebre como otras muchas, en la que decía “ tu verdad no, la verdad y ven conmigo a buscarla, la tuya quédatela”. También otro español, el P. Baltasar Gracián en otra frase solemne dio la pauta para llegar a conocerla, “cuando los ojos ven lo que nunca vieron, el corazón siente lo que nunca sintió”. Tampoco se entiende que en Europa, la torpeza de muchos de sus dirigentes y la consiguiente servidumbre de los medios de comunicación, estén detrás de las continuas descalificaciones al nuevo presidente USA. A los países de la Unión Europea no puede olvidárseles que si pueden presumir de algo relativo a la libertad, prosperidad y seguridad, es gracias a los Estados Unidos que con sangre y mucho dinero les libró de perder la II Guerra Mundial y costeó su reconstrucción. Que no se engallen demasiado que como se enfade su padrino, cansado de hacer el primo, se les va a ver el plumero. Sólo el egoísmo materialista de la actual Europa y el abandono de sus raíces católicas, explica que ahora se revuelva desagradecida cuando la dicen que también ella tiene que invertir en defensa y arriesgar y cumplir con el obligado y justo, cuando se trata de concesiones o intereses recíprocos, “do ut des”, es decir, doy para que des.

Si el pueblo americano ha preferido democráticamente a Donald Trump a pesar de la feroz oposición electoral, a sus gestos histriónicos, a sus discursos fuera de tono, lo lógico es pensar que será por algo. No hace falta ser un entendido para hallar la respuesta. Ese pueblo, como el nuestro, está harto de discursos grandilocuentes pero falsos; está harto de que sus gobiernos se dediquen a ir de buenos por ahí y dentro de su país cada vez haya mas pobres y más parados; está harto y asustado de la invasión indiscriminada de gentes de otras culturas que alteran su paz y amenazan su seguridad. Trump no ha hecho más que recoger una a una las frustraciones de su pueblo y decirle sin pelos en la lengua, sin careta alguna, sin miedo al fracaso ni al que dirán, que luchará preferentemente para que recobren las ilusiones perdidas y prime en su labor de gobierno el interés nacional por encima de cualquier otra consideración. Nada más lógico que debiéndose a los que le han votado, sea a ellos a quienes tenga que satisfacer, no a los hipócritas que llevan años ocultando la verdad en la sociedad y legitimando la mentira.

Aquí en España y en la Unión europea, la hipocresía reinante no cesa de rasgarse las vestiduras por la llegada al poder de este hombre y no para de agitar el fantasma de los populismos. Si vienen no será por culpa de él (ojalá fuesen como él), sino por la torpeza de tantos charlatanes aprovechados que campan a sus anchas  prometiendo una cosa y haciendo otra. Se han reído tanto del pueblo, le han dado tantas y tantas veces la espalda, le han robado tanto, que su aparición se veía venir y hacía desear. Lo malo es que lo que se vislumbra habla de Patria y al mismo tiempo abre las puertas a que cada Comunidad sea una taifa. ¿Entonces de qué patria nos hablan? Lo malo es también que hasta ahora no se ve más que mala educación, mucha ignorancia y odio, mucho odio. Lo peor sin embargo, es que no creen en nada, ni en Dios ni en España. Sólo quieren el Poder a cualquier precio.

Te puede interesar

viajar, viaje, imserso, islas, canarias, baleares, turismo, cantabria, extremadura, rioja, murcia, mundial, navarra, ceuta, melilla, viajes, imserso, imserso, viajes, canarias, salamanca, vacaciones, mayores, vacaciones mayores, juan fuente, salamanca, vacation, elderly, elder, summer, summer time, NDALUCIA, CATALUÑA, COMUNIDAD VALENCIANA, MURCIA, BALEARES, CANARIAS, praga, paris, cenicienta, venecia, verona, san valentín, viaje, viajes, blog viajes, abelardo, eloísa, fantasmas, père lachaise, chipre, afrodita, moccia, tibet, segovia, motevideo, roma, cenicienta, bella durmiente, blancanieves, arjumand, bano begum, mumtaz mahal, mogola, shah jahan, yamuna, agra, india, romeo, julia, verona, montesco, capuleto, esther duque, gaceta castilla-león, valentin, junio, turismo social, estancia hotelera, personas mayores, third age, old people, turismo social, viajes, imserso, barómetro, udp, elderly, travel, viajes,

El miércoles arranca la comercialización de los viajes del IMSERSO en Castilla y León

El miércoles 20 de septiembre arranca la comercialización de los viajes del IMSERSO para la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann