Home / Opinión / Colaboraciones / ABRIR LAS PUERTAS AL ASOMBRO Y A LA CONCENTRACIÓN
asombro, concentración, resiliencia, pitágoras, luz, prueba, razón, antípodas, queda, todo queda, todo pasa, cerezos, nieve, valle, primavera, imaginarse, pregunando, caballos, cabriolas, luna, sol, luz, enroscada, cerezo, callejón, salidas, olores, sabores, infancia, callejón, salida, pirámide, oscuro, balzac, monstruosidad, tribu, costumbres, ángel de castro, valores, insistir, resistir, persistir, vida, violencia, justicia, libertad, igualdad, feminismo, tolerancia, chimenea, tierra campos, frío, cálido, abandono, desvarío, casa, cosas, puertas, guardar, adn, ventanas abiertas, ventanas, paisajes, proust, marcel proust, contemplar, casa, cosas, libros, cuarto baño, baño, amistad, camaradería, caracol, portugués, lorca, casa, cosas, dime, andas, quién eres, refrán, refranes, mayor, ser mayor, ángel de-castro, de castro, valladolid, centro día, centros día, actual, pasado, presente, futuro, ángel castro, ángel de-castro, colaboración, bolero ravel, ravel, caballero bonald, juventud, pasado presente, vivir, vida, aristóteles, horizonte, javier marías, marraja torres, viudas, mujeres, dolor, angustia, duelo, colaboración, opinión, vida,

ABRIR LAS PUERTAS AL ASOMBRO Y A LA CONCENTRACIÓN

En un mundo en exceso gris, con demasiados ruidos, exagerada información y en ocasiones despistado hasta el delirio, no hay más remedio  que potenciar la capacidad de asombro y la capacidad de concentración. No estamos a lo que estamos, a lo que deberíamos estar, porque cuando vamos a setas creemos que estamos cazando gamusinos, y así nos va, desorientados, perdidos y sin la suficiente musculatura para que las cosas vayan decentemente mejor, quiero decir, no tan atolondradas.

Es más importante que se graven algunas pocas y buenas imágenes escogidas en nuestra retina y nuestra memoria que  cientos de fotografías sacadas en masa y ruido y con prisas para doblar la cosecha, tantas veces estéril e inútil. Pero es la moda que como un tsunami nos lleva en volandas.

Mis perras, en el paseo, tenían que olerlo todo, veo que los demás perros hacen lo mismo, y me ponía nervioso, ay, llevaba prisa no sé por qué y para qué. Una pena porque debería haber aprendido más de ellas. Verlo todo, olerlo todo y oírlo y tocarlo y saborearlo. “Cuando somos muy niños, escribió el escritor inglés, Chesterton, de tan fino humor, no necesitamos cuentos. La vida es de por sí bastante interesante. A un niño de siete años puede emocionarle que Perico, al abrir la puerta, se encuentre con un dragón; pero a un niño de tres años le emociona ya bastante que Perico abra la puerta”. Sólo eso, abrir la puerta, ya ves que sencillo, y lo hemos olvidado.

Hay sorpresa en la imagen del niño, tiene los ojos como platos porque tras la puerta está viendo muchos mundos desconocidos y hay mucha sorpresa en la anciana porque quizá hacía tiempo que su marido no la besaba así y está viendo los mismos cielos que en su juventud, cuando novios, y allí le están llevando los ojos abiertos, todo cuanto puede, y la boca llena de regusto.

Se me ocurren algunos pasos, que quizá puedan ayudarnos:

El primero, detenerse, no tanta prisa, porque llegamos a la cima y nos aburrimos enseguida de estar allí sin contemplar la inmensidad que vemos a nuestros pies.

En segundo lugar mirar detenidamente, más bien contemplar, que es un paso más, dando tiempo a que de los sentidos se llegue al circuito de las emociones y aniden en la memoria. Y todo ello pasando por una reflexión y elaboración personales de forma que se aporte algo nuevo y original,

En tercer lugar, si somos capaces, trascender el momento, no precisamente hacia la transcendencia, sino hacia la inmanencia, para lograr así una comunión -una común unión- con los otros, lo otro, como una gota de agua que somos en el inmenso océano.

Y por fin antes de abandonar el lugar o el momento hacer un esfuerzo para que lo seleccionado, aquello que más nos ha llamado la atención, se quede en la mochila de nuestro cerebro y que tanto si estamos solos como rodeados de una muchedumbre chillona sepamos concentrarnos para captar y quedarnos con lo que realmente interesa.

Porque aún hay posibilidades, todas, para el asombro, las sorpresas y la seducción en este mundo nuestro gris y a la vez fascinante.   

Te puede interesar

castilla y león, regulación, gerocultor, habilitación, habilitación laboral, habilitación profesional, servicios sociales, ayuda domicilio, cuidador profesional, familia, consejería familia, comparecencia, cortes, castilla y león, alicia garcía, españa, dependencia, ley dependencia, consejería familia, familia e igualdad oportunidades, violencia género, genero, juventud, infancia, discapacidad, jcyl, junta castilla y león,

La Junta regula el procedimiento de obtención de las habilitaciones provisionales y excepcionales para trabajadores de ayuda a domicilio, gerocultor y cuidador

Esta regulación deriva del compromiso de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades tras …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann