Home / Opinión / Colaboraciones / Una reina ejemplar
isabelino ruiz valle, ruiz del valle, reina isabel Isabel I Castilla, reyes católicos, españa, colaboración, humildad, granada, francisco, testamentario, bocadillo, beatriz, andrés cabrera, media del campo, hombre, moya, marqués, reyes católicos, dios, Dios,

Una reina ejemplar

Actualmente, cuando el progreso avanza imparable en todos los ordenes de la vida con sus efectos bienhechores y también con sus daños colaterales, – léase entre otros muchos que no se citan, presunción, vaciedad, vanidad, virtualidad, superficialidad, aborregamiento, ignorancia, miedo a lo políticamente incorrecto, morbosidad, banalidad, renuncia a la personalidad y criterio propios-, es contradictorio e inverosímil, pero cierto, que tal y tamaña deformación del individuo haya podido instalarse en la sociedad sin que nadie haya movido un solo dedo para evitarlo, paralizando así, o neutralizando en buena parte todo el bien que dicho progreso pudiera habernos reportado. Pensándolo bien, parece que se ha llegado a esta situación porque ese era precisamente el objetivo de los poderes fácticos, conseguir una masa ingente e informe sin conciencia de serlo, fácil de manejar y domesticar.

Así las cosas no es de extrañar que esa masa se conforme con ver los hechos y acontecimientos fuera del más elemental raciocinio como, por poner un ejemplo al alcance de todos, que el único motivo realmente no hay otro pero tampoco se exige, de admiración y alabanza de una reina cualquiera sea, tanto para los medios de comunicación subvencionados como para las llamadas fuerzas vivas y por supuesto el siempre lato y laxo pueblo, la cara y continua variedad de la vestimenta y correspondiente osamenta que la mencionada luzca en todo tiempo y lugar. Eso sucede porque los poderes antes mencionados, han secuestrado y guardado en el baúl del silencio con siete llaves, la historia gloriosa de los hechos y personas ejemplares de nuestros antepasados para que el pueblo no vea la diferencia y pueda pedirles responsabilidades por lo mucho que dejan desear con sus torpes y torticeras políticas. Por eso considero conveniente recordar en estos momentos de flaqueza y podredumbre de nuestros políticos y nuestras instituciones que en España hubo una reina espejo de virtudes, de valor y dotada de una  visión y capacidad política sin igual que acabó la reconquista del solar patrio y creó, junto a su esposo, el primer estado moderno del mundo que fue España. Por si fuera poco, también la cubrió de gloria con el descubrimiento y la conquista de un mundo nuevo.

No se puede en un artículo expresar con hechos y datos históricos la grandeza de la reina que fue capaz de conseguirlo: Isabel la Católica, apelativo con el que pasó a la historia. Sin embargo, hay un indicador que permite vislumbrar su categoría humana, política y religiosa  mucho más fácil de resumir, como lo es su testamento. Testamento que debieran conocer y estudiar obligatoriamente la pléyade inane de políticos que pueblan la piel de toro y esquilman cuanto pueden nuestros depauperados bolsillos y, para más vesania, ponen alegremente en peligro la unidad de la patria al amparo de una constitución que permite todo, menos  defenderla con honor y valentía y proclamar la catolicidad inveterada de España. Con esa constitución no necesitamos enemigos exteriores, los tenemos dentro, son los nacionalismos protegidos por un “detente” absurdo, injusto y discriminatorio, y por si fuera poco, bien pagados aunque estén radicalizados y sean una banda de mafiosos fanáticos irracionales.

El testamento citado fue otorgado en la villa de Medina del Campo el día 12 de Octubre de 1504, duodécimo aniversario del descubrimiento de América, ante el notario y escribano de la Corte en presencia como testigos de los Obispos de Córdoba y Calahorra, Arcediano de Talavera, del Consejo Real y el Camarero de la Reina. Se sabe que se guarda en la fortaleza de Simancas al menos desde el año 1545. Al testamento se añadió un codicilo otorgado ante el mismo escribano en Medina del Campo el 23 de Noviembre, tres días antes de su fallecimiento y está guardado en la sección de manuscritos de la Biblioteca de Madrid. El documento de las últimas voluntades comienza con la invocación en el nombre de Dios todopoderoso Padre, Hijo y Espíritu Santo. Después de las invocaciones enumera que es reina de Castilla, de León, de Aragón, de Sicilia, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorcas, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarbes, de Algecira y de Gibraltar, de las islas de Canaria, Condesa de Barcelona, Señora de Vizcaya y de Molina, Duquesa de Atenas y Acopatria, Condesa de Rosellón y de Cesdanía, Marquesa de Oristán y de Godano. Aconsejo vivamente a los separatistas de todo pelaje, especialmente a los catalanes lean con atención lo que llegaron a ser y nunca pasarán de serlo en toda su historia por larga que pueda ser. La verdad es como la ley, dura pero es la que es.

Después de encomendar su espíritu a nuestro Señor Jesucristo, manda que su cuerpo sea sepultado  con el hábito franciscano en el monasterio de San Francisco en Granada. Continúa expresando sus deseos bajo el epígrafe de ítem quiero y mando en quince apartados, siete otrosí y diversos mando, ruego, alguna disposición y nombramiento y mandas de testamentarios para su cumplimiento. Entre ellos el pago de deudas y cargas, reparto de legados, joyas y reliquias, bienes a iglesias, hospitales y pobres, dotes a sus hijas, recompensas a los servidores reales, orden de sucesión al reino, honra y defensa de la fe católica y no se deje la conquista de África y de pugnar por la fe contra los infieles, anexión a la corona de Castilla de islas y tierra firmes del mar Océano descubiertas y conquistadas a costa de sus reinos de Castilla y León y que a ellos redunde su provecho si lo hubiese. Asimismo prohíbe conferir dignidades eclesiásticas a extranjeros y sobre todo la gobernación de ciudades, villas, lugares y oficios de hacienda, pues no serían bien regidos por desconocimiento y por el rechazo natural de los vecinos. Ahora, la dictadura de los partidos nos los imponen de todos los colores en las cerradas listas electorales, extraídos de lo peor de los arrabales de donde proceden, si es posible analfabetos, que importan a nuestra costa para que nos den clases de ignorancia y destruyan España.

De la lectura de esas voluntades destaca la fe en Dios de la reina Isabel, el amor a sus súbditos, la humildad y pobreza de su espíritu, su santidad superior a la de muchos que están en los altares, su coraje, valor, su visión de futuro, la entrega total a su pueblo y una gran inteligencia para rodearse de fieles servidores a los que premió en vida con dignidades que supo dejar sin efecto a su muerte para no hipotecar a sus herederos. Como no hay regla sin excepción, sólo su camarera mayor Beatriz de Bobadilla, casada con Andrés Cabrera, compañera de estudios y correrías infantiles entre Arévalo y Medina del Campo, de la que el pueblo siempre sabio si lo dejan serlo decía,  “después de la reina de Castilla, la Bobadilla”, conservó el marquesado de Moya, primer título de Marqués que concedieron los reyes Católicos.

Hoy la vida y el reinado de nuestra gran reina permanecen en la sombra al igual que toda persona o personaje de bien, castigo al que condena inmisericorde esta  dictadura disfrazada, hecha a medida para exaltar toda transgresión de la moral y de la injusticia, infatuada como está de soberbia y mezquindad a partes iguales, del hombre que quiere ser un Dios para el hombre y del hombre que es un lobo para el hombre.

Te puede interesar

castilla y león, regulación, gerocultor, habilitación, habilitación laboral, habilitación profesional, servicios sociales, ayuda domicilio, cuidador profesional, familia, consejería familia, comparecencia, cortes, castilla y león, alicia garcía, españa, dependencia, ley dependencia, consejería familia, familia e igualdad oportunidades, violencia género, genero, juventud, infancia, discapacidad, jcyl, junta castilla y león,

La Junta regula el procedimiento de obtención de las habilitaciones provisionales y excepcionales para trabajadores de ayuda a domicilio, gerocultor y cuidador

Esta regulación deriva del compromiso de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades tras …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann