Home / Opinión / Colaboraciones / El poder creador del lector
brillar, deslumbrar, alumbrar, mar, cerebro, cognitivo, STEFAN ZWEIG, zweig, clarisa, memorias, intelectuales, muñoz molina, angel de castro, angel de castro, queja, colaboración, apocalipsis, asombro, concentración, resiliencia, pitágoras, luz, prueba, razón, antípodas, queda, todo queda, todo pasa, cerezos, nieve, valle, primavera, imaginarse, pregunando, caballos, cabriolas, luna, sol, luz, enroscada, cerezo, callejón, salidas, olores, sabores, infancia, callejón, salida, pirámide, oscuro, balzac, monstruosidad, tribu, costumbres, ángel de castro, valores, insistir, resistir, persistir, vida, violencia, justicia, libertad, igualdad, feminismo, tolerancia, chimenea, tierra campos, frío, cálido, abandono, desvarío, casa, cosas, puertas, guardar, adn, ventanas abiertas, ventanas, paisajes, proust, marcel proust, contemplar, casa, cosas, libros, cuarto baño, baño, amistad, camaradería, caracol, portugués, lorca, casa, cosas, dime, andas, quién eres, refrán, refranes, mayor, ser mayor, ángel de-castro, de castro, valladolid, centro día, centros día, actual, pasado, presente, futuro, ángel castro, ángel de-castro, colaboración, bolero ravel, ravel, caballero bonald, juventud, pasado presente, vivir, vida, aristóteles, horizonte, javier marías, marraja torres, viudas, mujeres, dolor, angustia, duelo, colaboración, opinión, vida,

El poder creador del lector

Ángel de Castro

Leer es crear, es caminar al lado del escritor y dejarlo en algún momento para hacer el camino por propia cuenta, por muy excelso que sea el autor. Voy a intentar hacer lo más difícil, primero de la mano del gran Jorge Manrique, nada menos, y después abandonarlo para dejarme llevar por la imaginación, que ya sabemos que es la facultad más importante y necesaria a la hora de hilvanar unas palabras:

Nuestras vidas son los ríos / que van dar en la mar, / que es el morir. En principio, nada que objetar, sino todo lo contrario: asumir, asimilar y admirar la grandeza de la doble metáfora, sin dejar de advertir que estamos en plena Edad Media y su autor es hijo de ella. Pero quede claro que la primera metáfora: nuestras vidas son los ríos, es fascinante, y así como los ríos mueren en el mar, así nosotros en el mar de la muerte. Estos versos tienen mucho de eternidad.

Ahora bien, un lector en pleno siglo XXI, que pretenda hacer una lectura activa y creativa no tiene más remedio que echar mano de la ciencia y de la mentalidad posmoderna y realizar su propio y personal camino:

“Nuestras vidas son los ríos / que van a dar en la mar, / que es el vivir”. Por doble motivo: porque en el mar nació la vida, en las aguas palpitantes afloraron a través de un largo proceso, hace millones de años. La teoría más extendida sugiere que “se formó en el medio marino, a partir de una «sopa prebiótica» de compuestos orgánicos que pudieron formarse en dichas condiciones, evolucionando y consiguiendo con el paso del tiempo un mayor grado de auto organización”. Y de la mano de “Sapiens” el libro famoso de Noah Harari diremos que hace unos 3.800 millones de años, en un planeta llamado Tierra, determinadas moléculas se combinaron para formar estructuras particularmente grandes e intricadas llamadas organismos. Esa fue la primera cuna-mar donde nació la vida. Y el segundo gran motivo que me lleva a creer que el mar no es sinónimo de muerte sino de vida, desde los tiempos más remotos hasta nuestros días, a pesar del mal trato que se le infringe, es el medio en donde la riqueza de peces es inconmensurable y de una riqueza al servicio del ser humano casi infinita.

Permíteme, paciente lector, mi atrevimiento no tiene límites, que ahora ponga mi mirada sobre unos versos de, nada menos que, Dante:

“Los cielos te llaman y giran en torno a ti / mostrándote su eterna belleza / y tú sigues mirando al suelo”.

¿Y por qué no?: La tierra te llama y gira en torno a ti / mostrándote su eterna belleza / y tú sigues mirando a las estrellas.

Todos los días en los talleres de escritura asistimos al milagro de la creación múltiple constatando, a partir de los textos literarios, la diversidad riquísima de los diferentes puntos de vista, las lecturas diferentes y los caminos más variopintos que cada participante explora. Un simple haiku, un solo verso, un aforismo, una sola frase, el comienzo de una novela… son suficientes para hacer trabajar la mente y la imaginación. Y para no ir más lejos esto mismo lo observamos cada mañana y cada noche en las redes asistiendo deslumbrados a la confluencia torrencial y a la vez divergente de quienes se animan, nos animamos, a echarle un pulso a cada opinión, a cada imagen y a cada palabra.

Te puede interesar

El 80 por ciento de las personas mayores piensa que «somos responsables» de la degradación del medio ambiente

Las basuras que más se separan habitualmente en los hogares de las Personas Mayores en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann
A %d blogueros les gusta esto: