Home / Regional / “Hay que reindicar el papel de los abuelos”, Padre Ángel

“Hay que reindicar el papel de los abuelos”, Padre Ángel

Presentar al Padre Ángel es describir su trabajo y sus obras. Aunque su biografía obliga a recordar sus orígenes en Mieres, Asturias, y que es el creador de las asociaciones como Mensajeros de la Paz, la más conocida que lleva a ayudar a los necesitados de todo el territorio y que va más allá de las fronteras hispanas.

La labor de este hombre, el Padre Ángel, ha sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, y otras muchas condecoraciones nacionales y extranjeras.

A mediados de los años 80 Mensajeros de la Paz crea la Asociación Edad Dorada para dar respuesta y atención a las necesidades del colectivo de personas mayores. En poco tiempo, la cantidad y el volumen de proyectos destinados a personas mayores promovidos desde nuestra Asociación, hace conveniente la creación en España de Asociaciones Autonómicas de Edad Dorada, con personalidad jurídica, e independencia económico-financiera propias, pero que participan de idéntica filosofía, misión, modelos de actuación y gestión de la organización que un día fundara el Padre Angel García, que continúa presidiendo la Asociación Nacional Mensajeros de la Paz- Edad Dorada.

Las diferentes Asociaciones autonómicas se apoyan en la Nacional y unas a las otras cuando es necesario, especialmente a efectos de comunicación, imagen y representatividad, creándose además entre todas las diferentes asociaciones autonómicas y la nacional una red de trabajo e interacción gracias a la cual se gana en eficacia y optimización de los recursos.

A través de las diferentes asociaciones autonómicas de Edad Dorada-Mensajeros de la Paz que preside el Padre Ángel se atienden y gestionan numerosos centros asistenciales, especialmente Residencias de Mayores y Centros de Día, tanto en España como en algunos países extranjeros.

Las principales actividades y proyectos relacionados con mayores del Padre Ángel las desarrollan en las residencias Mixtas y en los centros de día, tanto para válidos como para enfermos de alzheimer, destacando la intervención que realizan en el medio rural.

También cuentan con residencias para personas con discapacidad psíquica que viven con sus familiares y recursos como el teléfono dorado y la atención especial para parapléjicos entre otras.

padre ángel-web-2

¿Cuál es la figura actual de los abuelos en la sociedad?

Creo que es necesario reinvidicar la figura de los abuelos en la familia, en la vida política, social y en la Iglesia. Pienso que se les ha apartado y creo que son esos pozos de sabiduría que debemos escuchar.

¿Ha variado mucho en los últimos años?

En las últimas décadas, los abuelos se han convertido en algo fundamental en nuestras vidas, sobre todo en lo que respecta a la crianza y educación de los hijos. Sin los abuelos, muchos hogares en España y en todo el mundo, sencillamente, no podrían funcionar. Los abuelos dan a la familia, estabilidad, sabiduría consejos, y echan una mano, y a veces las dos.

Muchas familias lo saben: en los abuelos tienen en una sola persona, y entre otras muchas cosas, a un maestro, a un cocinero, a una modista, a un ecónomo, a un recadero, a un consejero espiritual, y hasta a un conciliador familiar.

¿Son los mayores el sustento de toda su prole en época de crisis?

Sin duda, son ese colchón para las familias, sobre todo cuando las cosas van mal. Cuando existe crisis, accidentes…, en cualquier situación, siempre son los abuelos los que lo sostienen. Eso lo saben bien los Servicios Sociales, y en general todo el mundo.

Además en estos años difíciles los abuelos están demostrando un apoyo especial, el económico. A pesar de los pocos ingresos de los mayores y de las pensiones pequeñas, tantas veces insuficientes, hoy muchas familias en España pueden llegar a fin de mes, pagar hipotecas, permitirse que los jóvenes puedan seguir estudiando. Y esto lo hacen renunciando a pequeños caprichos, aportando sus “ahorrillos” de toda una larga vida de trabajo, o quitándose el pan de la boca si hace falta.

En estos tiempos de crisis, los abuelos están dando el “Do de pecho” por sus familias. A veces pienso que esta solidaridad intergeneracional está evitando no sólo muchos disgustos, sino algún estallido social.   Y todo eso lo tienen de forma incondicional y voluntaria, sin tener en cuenta horarios, ni festivos. Siempre con amor y cariño.

¿Cree que reciben el reconocimiento que merecen?

Yo creo que no, es cierto que España ha sido y sigue siendo de cara a los ancianos uno de los países que ha realizado un gran esfuerzo en que los ancianos tengan lo que requieren, desde el punto de vista de las infraestructura con las residencias, con la universidad, entre otros. Pero no podemos quedarnos ahí, el propio Papa Francisco decía que no hay que dejarlos excluidos, porque vivimos en una sociedad que ha dejado fuera a los jóvenes y los mayores y es verdad.

Además del cariño, lo que reivindicamos hoy es que los mayores deben seguir ocupando ese puesto que merecen en la unión de padres, hijos y mayore progenitores y que los que hemos sido nietos lo sabemos bien.  Los abuelos son importantes en nuestras vidas y en nuestra sociedad. Son fundamentales para sus hijos, como lo son para sus nietos.  Gracias  a los abuelos, a su ayuda, muchas familias refuerzan sus lazos entre las distintas generaciones; son más conscientes de la importancia de la familia, de lo que quieren y necesitan a los abuelos y de lo que ellos les quieren.

Importante el cariño.

Hoy, en cada bolsillo hay un teléfono. Sólo una llamada para decir te quiero abuelo, o qué guapa eres abuela es, suficiente, aunque puestos a pedir sería incluso mejor compartir con ellos una merienda, o una comida, o un paseo por un sitio bonito.

¿Cuál es su principal necesidad?

Algunas personas mayores en nuestra sociedad sufren la soledad, el olvido, especialmente cuando las fuerzas o las capacidades se les van agotando. Y eso no puede ser. Hay que solucionarlo. Por eso el Día de los Abuelos puede ser un buen inicio para cambiar las cosas. Un cambio en el que todos tenemos un papel.

¿Se nota el incremento de personas que acuden a Mensajeros de la Paz a buscar ayuda?

En estos momentos acuden muchas personas: mayores niños, jóvenes,  seres humanos que han perdido su trabajo, la crisis no excluye por desgracia a nadie. Estamos viviendo unos momentos especiales, pero unos instantes en los que hay que ofrecer un mensaje positivo de esperanza Hay tres personas en la vida que ha mi me han influido y me han marcado. Vicente Ferrer hablaba siempre de la providencia, la Madre Teresa de Calcuta, de la Caridad  y el Papa Francisco, al que he conocido en Rio de Janeiro, de la esperanza y eso es lo que hay que decir a la sociedad, que hay que tener esperanza.

Te puede interesar

Valencia de Don Juan inaugura una semana llena de actividades de bienestar y ocio para los mayores

La Casa de Cultura de Valencia de Don Juan acogió ayer la inauguración de la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann