Home / Regional / Avance científico para modular la sensibilidad al dolor

Avance científico para modular la sensibilidad al dolor

Científicos del Instituto de Neurociencias de Castilla y León (INCYL) han comprobado en ratones el papel de ciertas proteínas en la modulación del dolor

Científicos del Instituto de Neurociencias de Castilla y León (INCYL) han dado un paso importante para tratar de modular el dolor. Un trabajo con ratones modificados genéticamente que ha sido publicado en la revista científica Journal of Neuroscience confirma la implicación de ciertas proteínas en la sensibilidad al dolor y abre la puerta a posibles tratamientos frente al dolor crónico.

El laboratorio de Juan Carlos Arévalo trabaja desde hace años con las neurotrofinas, una familia de proteínas que son factores de crecimiento y desempeñan un papel muy importante en el sistema nervioso, ya que favorecen la supervivencia de las neuronas, su crecimiento, diferenciación y la interacción entre ellas y en la sensibilidad al dolor. En este trabajo se han fijado especialmente en una de estas neurotrofinas, denominada NGF (del inglés nerve growth factor), y en su receptor, TrkA, al que se une para cumplir sus funciones.

“NGF está implicado en distintas funciones durante el desarrollo del sistema nervioso y en adultos modula la respuesta al dolor”, explica el experto en declaraciones a DiCYT. De hecho, se han relacionado mutaciones en el gen TrkA con una neuropatía sensorial por la que algunos individuos son incapaces de sentir dolor. “Estas personas tienen mutaciones que convierten a este receptor en inactivo y el resultado es que no responden ante estímulos dolorosos como el calor o el dolor inflamatorio”, comenta el experto. Esta neuropatía sensorial llega hasta tal punto que los afectados podrían partirse una pierna y no sentir dolor.

El trabajo de los investigadores del INCYL ha consistido justamente en potenciar el fenómeno contrario: han generado un receptor más activo para comprobar el papel de NGF y TrkA en la modulación del dolor. Los ratones modificados con este propósito han presentado “un incremento en la sensibilidad al dolor por calor, frío o inflamación”. Además, estos animales tienen una mayor inervación de la piel, más “antenas que recogen los estímulos dolorosos”.

Para conseguir este efecto en los ratones, los científicos han modificado la ubiquitinación de receptor, un proceso mediante el cual una proteína llamada ubiquitina se une a otras, en este caso, a los receptores TrkA, lo que hace que se degraden. Al impedir la ubiquitinación, el receptor no se degrada, está activo durante más tiempo y por eso los ratones tienen más sensibilidad al dolor. “La señal que surge del receptor es más potente y los animales, frente al mismo estímulo, responden antes y de forma más fuerte”, indica Arévalo.

Futuro diseño de moléculas para modular la sensibilidad del dolor

El resultado es importante porque “si somos capaces de modular esta modificación del receptor, es decir, la ubiquitinación, seríamos capaces también de modular la sensibilidad al dolor”, destaca el científico del INCYL. Los investigadores comenzaron a trabajar con cultivos de células y experimentos in vitro y gracias al conocimiento que adquirieron han podido diseñar los ratones modificados genéticamente con los que han trabajado en los últimos años. El siguiente paso sería diseñar moléculas que, en efecto, permitan modular el dolor.

“El dolor en sí mismo no es malo, es una respuesta de alarma frente a un daño o un posible daño”, comenta Arévalo. Sin embargo, “el dolor de tipo crónico, ya no es en respuesta a una alarma, sino que se convierte en una patología”. Por eso, se propone estudiar el papel de NGF y TrkA en el dolor crónico para intentar buscar soluciones.

Te puede interesar

patio herreriano, investigación, rio hortega, arterias, prejuicios sociales, carlos íñiguez, locura, cristina fontaneda, berthel, patio herreriano, museo patio herreriano, feafes, generando deseos, arterias, prejuicios sociales, museos, noche museos, unesco, noche museos, Europa, gratis, valladolid, patio herreriano, investigación, rio hortega, arterias, prejuicios sociales, carlos íñiguez, locura, cristina fontaneda, berthel, patio herreriano, museo patio herreriano, feafes, generando deseos, arterias, prejuicios sociales

Más de 20 centros de Valladolid se vuelcan con el Día y la Noche de los Museos

Los días 18 y 20 de mayo, museos y salas de exposiciones abrirán en horario …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann