Home / Regional / “Ahora los mayores deciden”, Diego Juez Cuesta, presidente de Acalerte
residencias mayores, residencias, esther duque, gaceta castilla león, mayores, mayores, diego juez, acalerte, juez, residencia,

“Ahora los mayores deciden”, Diego Juez Cuesta, presidente de Acalerte

El actual presidente de Acalerte, la principal organización de residencias de Castilla y León, Diego Juez Cuesta, analiza la adaptación de los centros de personas mayores de la región a los nuevos modelos centrados en la persona.

Se está atravesando una época de crisis, ¿cuál es vuestra realidad?

Tenemos diferentes criterios. Por una parte está el entorno rural y por otro las grandes ciudades. Cuando más se aleja el centro de las zonas urbanas más dificultades se encuentran las empresas para llenar las plazas. Nosotros hemos calculado que en el entorno rural podemos tener un 20 por ciento de desocupación, y en la ciudad se reduce al 10 por ciento.

¿Cómo se han ido asimilando los cambios que se han aplicado en la Ley de Dependencia, sobre todo en Castilla y León donde se apostó por los servicios profesionales?

Lo vimos como una medida muy positiva porque siempre todo lo que sea profesionalizar el sector, con trabajadores formados es muy bueno. Antes nos encontrábamos con casos de mujeres de 80 años que cuidaban a sus maridos de 90 y eso no tenía mucho sentido. La ayuda económica no tenía mucho sentido para esos casos. Nosotros entendemos que los cuidados, tanto en el domicilio como en la residencia, cuanto más profesionalizados mejor.

Durante los años de bienestar se abrió un gran número de residencias, ¿se ha logrado equilibrar la oferta y la demanda?

Es uno de los principales problemas. En un principio los pueblos querían contar con el frontón, después el polideportivo, y lo último que se añadió fue la residencia. Se construyó sin medida y se ha creado una problemática muy importante.

Hay muchas residencias en entornos con muy poca población y claro, para que un centro sea viable tiene que tener un mínimo de ocupación. Un centro de estas características ofrece atención 24 horas al día, con mucho personal profesional y esto hay que mantenerlo. Para lograr mantenerlas abiertas tienen que tener una inversión pública.  Eso es un problema importante también para el sector privado porque provoca una competencia difícil de llevar.

En estos momentos también se está transformando el sistema, ¿cómo se está adaptando el sector privado a este concepto pilotado ya con éxito en el sector público?

Es una adaptación compleja en lo que se refiere, sobre todo, a la adaptación de los profesionales que están trabajando en los centros.

Lo que sí es verdad es que muchas de las acciones que se reflejan en el nuevo modelo ya se estaban teniendo bastante en cuenta con anterioridad en las residencias privadas. Como el tema de personalización de las habitaciones, que cada usuario pueda elegir distintos turnos. El modelo ha cambiado mucho de los últimos años hasta ahora.

El usuario es quién decide quién es el compañero, de qué color poner el edredón…. Ahora se habla de reducir el número de personas por espacios, creando zonas que comparten alrededor de 15 personas  y eso va a traer nuevas complicaciones en cuestión de convivencia pero también aporta aspectos muy positivos, ya que cada vez se aproxima más a lo que hay en sus domicilios. Hay centros que lo pueden aplicar y otros que no, pero en lineas generales no lo vemos de forma negativa.

¿Se podrá aplicar en corto espacio de tiempo?

Estamos pilotando en varios centros el modelo para ver las dificultades y beneficios y estamos colaborando con la Consejería de Familia con la experiencia a la hora de regular la normativa y el decreto.

Dentro de las cosas positivas sí que vemos que al tener un personal de referencia, sea positivo porque ayuda a que conozca un poquito más al usuario. Entrando en lo que se conoce como historia de vida se tiene un conocimiento más profundo.

Este nuevo modelo también conlleva una mayor implicación de las familias.

El trato de las familias es fundamental para que se sientan cómodos y seguros. Los usuarios nos confían su cuidado y para que sea el mejor posible es fundamental la implicación de las familias, porque ellos son los que nos van a aportar la información suficiente.  Pero también participar. El centro no es algo cerrado, es abierto, puede variar e incluso el nuevo modelo plantea que los familiares se puedan quedar a comer y dormir allí.

Otra novedad es la creación de las unidades de convalecencia. ¿Ves positiva su creación?

Por supuesto. Es mucho mejor para la administración desde el punto de vista económico, ya que el coste de mantenimiento de las mismas es más bajo, y también para la persona. No es lo mismo tener la recuperación en un centro hospitalario que en otro más accesible y con más facilidad de acceso a la familia, y con los mismos cuidados.

¿Los cambios poblacionales, el aumento de la longevidad y la mejora de la calidad de vida ha hecho que también varíe el perfil de los usuarios?

Actualmente las personas que acuden a las residencias son aquellas que requieren atención, las que tienen dependencia a nivel físico o social. La idea que se tenía de las residencias de asilo, lugar abandonado o de beneficencia ya no existe. Ahora la percepción es distinta. Cuando una persona acude a la residencia es porque sabe a donde va y cómo se le va a atender, y eso hace que los tiempos de adaptación se reduzcan

¿Qué significa ser ‘Acalerte’?

Nosotros ofrecemos formación a los profesionales que trabajan en los centros, los informamos de todos los cambios y nos aseguramos de que los residentes tengan la mejor calidad. Estamos para servir .

Te puede interesar

016, violencia de género, violencia género, mujeres, violencia mujeres, dependencia, discapacidad, discapacidad violencia-genero, mujeres discapacidad, juventud, adolescencia, delegación gobierno, gaceta castilla-león, esther duque, gaceta castilla y león, prevenir, cuidar, proteger, 016, violencia de género, violencia género, mujeres, violencia mujeres, dependencia, discapacidad, discapacidad violencia-genero, mujeres discapacidad, juventud, adolescencia, delegación gobierno, gaceta castilla-león, esther duque, gaceta castilla y león

Prevenir, cuidar, proteger

La Oficina de Igualdad convoca el 22 de noviembre a personas e instituciones implicadas en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann