Home / 9 Provincias / Palencia / La enfermería que se aprende, “más allá de poner vías”

La enfermería que se aprende, “más allá de poner vías”

La profesión de Enfermería atiende a la persona en todas las etapas de la vida, de la infancia, hasta la tercera edad y durante los primeros años de estudios de Grado se aprende la parte teórica, pero ¿dónde está el contacto con las personas?

Para responder a esta pregunta, desde hace unos años,  la Escuela de Enfermeria de Palencia, dependiente de la Universidad de Valladolid, lleva a cabo un Programa de Voluntariado, donde  los estudiantes de enfermería realizan diversas actividades además de  acompañamiento con los Residentes de la Residencia de Mayores San Telmo; gracias a este programa se crea  una relación de afecto, cariño, comprensión y aprendizaje de la vida, tanto para mayores como para voluntarios y que desde el año pasado se extendió a otros colectivos, como el de discapacidad, acudiendo dos alumnas del centro como voluntarias a acompañar a los jóvenes que residen en el centro de Aspanis en la capital.

IMG_2666

Ana Rosario Martín Herranz, profesora del centro, encargada de poner en marcha el Programa SER (Solidaridad Enfermería Responsable), una idea que se ha ido madurando y que ha alcanzado el éxito de “la idea original que era acercar a los futuros profesionales a las personas a las que van a tener que atender, hay que tener en cuenta el envejecimiento de la población y nosotros tenemos la suerte de que la Escuela comparte instalaciones con la Residencia de Mayores San Telmo, por el pasillo de acceso los jóvenes están junto a los residentes, y creíamos que era necesario lograr crear un vínculo y aprovecharnos de esta unión para acercar los dos colectivos, y la realidad de las personas mayores a las personas que en el futuro van a tener que atenderlos”.

Por otro lado, se ha conseguido ofrecer un voluntariado reglado a través de la creación de una asociación de voluntariado, con formación y seguro, que da garantías y que tiene un gran éxito de participación desde el primer año que se puso en marcha en 2016 con 18 alumnos y que este año cuenta con más de 40 jóvenes participantes, de primero y segundo curso (hay que tener en cuenta que en tercero comienzan las prácticas).

IMG_2631

La actividad fundamental es la realización de un coro donde cantan villancicos, o canciones populares que cantan con las familias en un concierto al final del tiempo.

 Una idea que para Lourdes Villarroel, directora de la residencia San Telmo es muy importante porque “normalmente recibimos visitas puntuales, voluntarios que acuden cuando quieren o pueden. Pero sin embargo, con el programa de la Escuela de Enfermería supone que durante el curso escolar los alumnos acuden de forma regular, al menos una vez por semana a estar con los usuarios y esto implica una relación con ellos, crear en ellos una sensación de cariño, de sentirse valorados y queridos, más allá de lo que hagan. Es una señal de respeto y se nota, en cada uno de los alumnos, que aprenden de cada mayor con el que pasan su tiempo”.

IMG_2684

La directora de la residencia señaló que “la cercanía del centro hace que los alumnos, cuando tienen una hora libre se acerquen, y que los mayores y los jóvene cuando se encuentran en los pasillos se saluden y compartan una pequeña charla, es algo maravilloso” y que complementa la amplia gama de actividades diarias y extraordinarias que se programan en el centro, como las fiestas de la primavera organizadas con motivo de San  Telmo y que han llevado música, cine, tradición, y solidaridad en forma del mercadillo solidario, así como el intercambio con otro centro residencial de la provincia, en este caso la Residencia Doña Blasa de Villarramiel.

Javiera y Amaya, de primero de Enfermería, acuden a Aspanis a realizar las acciones de voluntario.  “Amaya fue la primera y a mi me gustó la idea”, explica Javiera, y la verdad es que “te dan más de lo que das tu, cada semana que vamos te cuentan una nueva historia, y comienzas a ir una hora y acabas estando toda la tarde. No te puedes ir porque siempre quieren más y tu también quieres más. Aprendes de su sencillez, de la forma de vivir su vida y aprendes muchísimo”, completaba Amaya.

Julia, alumna, y Juliana, residente, comparten entre risas partitura y canciones. Para la primera, “esta experiencia es única, porque desde pequeña quería ser enfermera y este voluntariado me aporta la experiencia y entender la profesión desde la realidad, lo que ellos me aportan no se explicarlo con palabras”. Mientras que para la residente “yo estoy aquí metida, tengo 91 años y que venga Julia, con 21 años a estar conmigo, a cantar es una gran alegría, todo lo que hagamos me encanta”.

Mientras que los repetidores Eneri, Ana, María, Isabel e Igor se engancharon en cadena, en primer año, corrió la voz de una a otra gracias a la experiencia “se nota que las personas disfrutan con nuestra presencia, cantando con ellos, compartiendo su tiempo y disfrutando de su presencia”, explicaban.

Isabel puntualizaba que “para muchos es el primer trato que tenemos con personas mayores, y sabemos que son las personas que cuando termine la carrera vamos atender, así que viniendo aquí sabemos sirealmente queremos ejercer nuestra profesión o no, y creo que todos reafirmamos nuestro pensamiento, es una experiencia única para todos.

 

IMG_2713

LA RESIDENCIA.

La Residencia San Telmo está actualmente adaptando al modelo ‘En mi casa’ y cuenta con dos Unidades de Convivencia que Rompe con el modelo tradicional para tener un modelo de relación con los residentes para que las acciones de apoyo diario que los residentes necesitan sean realizadas por las mismas personas, y a la vez se unan otras para estimular la movilidad en un espacio que ellos consideran ‘su casa’.

IMG_2763

La diputada de Servicios Sociales, área responsable de la gestión de la residencia, y también enfermera, María José de la Fuente Fombellida, sobre la relación de la misma con la Escuela de Enfermería explicaba recientemente a la Gaceta que “tenemos dos ventajas. Primero que el estar pegados y unidos un edificio con otro le da normalidad en la convivencia diaria a los jóvenes y futuros profesionales con los mayores, y segundo que disponemos de un programa de acompañamiento de los alumnos que quieren participar de forma voluntaria”.

“Tenemos un grupo de alumnos, de más de 40, de los 400 que hay en la escuela, que se organizan teniendo en cuenta las clases del trimestre y acompañan a los ancianos, los acompañan a dar paseos. La verdad es que estamos muy satisfechos”, finalizaba

Te puede interesar

cruz roja, encuentro, encuentro voluntariado, voluntariado, cruz roja valladolid, valladolid, peña fiel,

Alrededor de 170 voluntarios de Cruz Roja conviven en Peñafiel

Cruz Roja Española en Valladolid ha celebrado ayer el Encuentro Provincial de Voluntariado en la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann